¿Cuáles son las alergias más comunes y qué reacciones provocan?

0
6

El 8 de julio se conmemoró el “Día Mundial de la Alergia”, que se instituyó con el fin de concientizar a la población mundial acerca de esta alteración de carácter respiratorio, nervioso o eruptivo que se producen en el sistema inmunológico, por una extremada sensibilidad del organismo a ciertas sustancias a las que ha sido expuesto. La alergia puede ser provocada por polvos y pólenes, ácaros y moho, alimentos (leche de vaca, huevo, pescado, crustáceos, soja, frutos secos, trigo y derivados), picaduras de insectos, plantas o medicamentos, existiendo diferentes tipos de reacciones.

La Organización Mundial de la Salud clasificó a las enfermedades alérgicas entre las 6 patologías más frecuentes del mundo y se estima que afectan a casi un 25% de la población. La OMS las agrupa en 3 grandes grupos: las respiratorias, las de piel y las de ojos. Las primeras suceden cuando una persona con hipersensibilidad a los alérgenos los inhala o entra en contacto con ellos.

Las de piel son ocasionadas por la exposición al alérgeno por contacto directo con la misma o por ingestión. Puede presentar urticaria, exzema o dermatitis. Es provocada por el sol, medicamentos, níquel, animales, alimentos y picadura de insectos. Los síntomas más comunes son enrojecimiento, picor, ampollas, erupción, inflamación y descamación. En cuanto a las alergias oculares, conocidas también como conjuntivitis alérgica, se puede producir por estar cerca de animales, hongos, polen y ácaros y los síntomas son el picor en los ojos y lagrimeo.

 Con la baja de las temperaturas, aumentan las calefacciones en los hogares y los espacios de ventilación se reducen, por lo que sumado a la humedad ambiental, se posibilita una mayor proliferación de alérgenos, como los hongos y ácaros del polvo.

El presidente de la Asociación Argentina de Alergia e Inmunología Clínica, Claudio Parisi (MN: 95292), explicó que “el cuerpo puede ser sensible a algunas de esas sustancias, por lo que el sistema inmune reacciona provocando un cuadro de alergia que suele presentarse con tos, estornudos, moqueo nasal, lágrimas y ojos irritados. Además, en casos severos, también puede causar picazón, urticaria, dificultad respiratoria, ataques de asma e incluso, anafilaxia”. El especialista explicó que estos “microclimas” son más peligrosos, porque algunos alérgenos se concentran 5 veces más en ambientes interiores en comparación con los exteriores. Tanto en hogares como en los colegios o en guarderías y jardines de infantes, los alérgenos pueden encontrarse en distintos objetos. Por ejemplo, en alfombras, colchones, sábanas, almohadas, cortinas, peluches y ropa húmeda.

En la mayoría de los casos, puede ser tratada de forma simple, logrando una rápida disminución de los síntomas, pero cada una tiene sus particularidades y en ciertas ocasiones, se requiere un abordaje más complejo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here