“Todos por Valentín”: Niño de Crespo sigue internado desde hace 9 meses en Paraná

0
8

Desde hace más de 9 meses, el niño crespense Valentín Vergara se encuentra internado en el Hospital “San Roque” de Paraná, luego que se le detectara “Mielitis Transversal Aguda”, que es un trastorno causado por un proceso inflamatorio en la médula espinal. Esta enfermedad, generalmente se presenta de manera repentina y progresa rápidamente. Para que pueda dejar dicho centro asistencial y regresar a su ciudad, necesita una casa con todas las medidas de seguridad (médicas) que requieren estos pacientes, por lo que se concretaron distintos eventos para ayudar a esta familia y desde el municipio también se realizaron gestiones y aportes.

Su mamá Sabina, comentó que prácticamente está viviendo en Paraná, para estar al lado de Valentín, mientras que sus otros 2 hijos, Mía de 5 años y Juan Cruz de 10, “viven con mi mamá, que los cuida, los lleva a la escuela, al doctor cuando tienen algún problema de salud. También mi hermana me ayuda muchísimo” dijo en declaraciones a “Hora de Noticias” de Canal 2 CVC.

Para que pueda dejar el hospital, necesita una casa especial, con todos los cuidados y elementos para su atención, como un respirador artificial y un grupo electrógeno, “ya que la vivienda no puede quedarse sin energía eléctrica” porque no debe dejar de funcionar dicho equipo. “No puede tener polvo cerca, porque estaría expuesto a bacterias. Desde el municipio me consiguieron un terreno para empezar a construir y tendríamos el plan ‘Mil techos’, con lo cual contaríamos con los materiales y nosotros nos haríamos cargo de la mano de obra. Valentín no puede tener nada de humedad en la casa, la habitación tiene que ser con puertas grandes, para la silla de ruedas”. Sobre la parte económica, dijo que “en mi caso, no puedo trabajar, porque atenderlo me consume todo el tiempo. El papá desde hace 2 semanas consiguió trabajo y hay un dinero recaudado de un evento que organizó la Peña de Boca Juniors, que sería para ese fin”.

Valentín tiene 2 años y 4 meses y como todo nene de esa edad, dijo la mamá, “quiere moverse, jugar, pero es difícil, porque corre el riesgo de contagiarse de algún virus”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here