Santa Anita celebra un nuevo aniversario

Publicado el 14 de Julio de 2017 por

El origen de Santa Anita, al igual que varios pueblos de la zona, tiene sus primeros pasos en la inmigración del primer grupo de rusos-alemanes llegado del Viejo Continente en 1877 a orillas del arroyo Hinojo. A partir de allí los contingentes comenzaron a buscar nuevos rumbos y por el Río Paraná son transportados, unos hacia la provincia de Santa Fe, otros a Entre Ríos, llegando un 25 de enero de 1878 e instalándose en carpas en la plaza del pueblo “Diamante”. Es así como comienzan a trasladarse por la zona y la región, conformándose nuevas colonias y pequeñas aldeas en los departamentos Paraná, Gualeguaychú y Uruguay.

Pero principalmente la historia nos remonta a la vida del Padre Enrique Becher, quien fue el precursor de la fundación de este pueblo y que luego de prestar una gran ayuda a las colonias “San José” y “San Juan” de Crespo, el sacerdote de la Congregación del Verbo Divino, se propuso crear una colonia agrícola que cobijara a los ruso-alemanes desamparados.

Con su alma visionaria y emprendedora interpretó la necesidad de los inmigrantes llegados al país, carentes de todo, pero con enormes deseos de trabajar, de conservar su idioma, su religión y costumbres, por lo que comenzó a trabajar incansablemente y con esfuerzo y pese a las adversidades, un 14 de julio de 1900 cumplió su sueño y dio origen a esta comunidad.

El 19 de mayo de 2016 se cumplieron los 100 años del fallecimiento del fundador y esta localidad le brindó un reconocimiento a su inmensa obra y además en julio se concretó la presentación del libro escrito por las profesoras Olga Honeker y María de los Ángeles Jacob, “El misionero. Vida y obra del Padre Enrique Becher”.

En pleno desarrollo de la localidad, el municipio juega un papel dinamizador muy importante, el cual fue creado en octubre de 2000 cuando la localidad cumplía sus 100 años de vida y fue en el 2003 donde por primera vez los vecinos eligieron sus autoridades comunales.

Cabe mencionar que la comunidad fue creciendo, las instituciones educativas, recreativas, culturales y deportivas fueron afianzando sus actividades a lo largo de estos años; la producción y la comercialización ha sido el emblema para el desarrollo constante y hoy los habitantes santanitenses siguen apostando por un futuro mejor.

“Hace 117 años, el Padre Becher comenzaba su maravillosa obra de colonización, brindándoles a muchos inmigrantes Alemanes del Volga, la posibilidad de acceder a la tierra y forjar su propio destino, reservando 100 hectáreas para el ejido urbano” mencionaron desde el municipio indicando que este viernes se colocará una ofrenda floral y se compartirá la celebración de la Santa Misa.