Explican cómo ahorrar hasta un 50% de energía en los tambos

Publicado el 29 de Junio de 2017 por

Con gran suceso se desarrollaron la semana pasada en Villa María, las Jornadas Lecheras Nacionales, organizadas por TodoAgro y el Instituto de Ciencias Básicas Aplicadas de la Universidad Nacional de esa ciudad. Hubo más de 600 asistentes y unas 30 empresas expusieron sus productos y servicios. En esta edición, hubo 12 expertos de primer nivel que realizaron sus disertaciones y fueron también interesantes los paneles en los que participaron los mismos productores.

El Ing. Miguel Taverna (INTA) aportó mucho material para ayudar a los productores a bajar los costos de energía. Su presentación se tituló “El futuro de los tambos en tiempos de energía cara: Alternativas para reducir el consumo de energía eléctrica en tambos”. El profesional indicó que “es un tema que se viene trabajando a nivel internacional y en principio mostramos que en los tambos, cuando hablamos de energía, hay dos formas, por un lado la directa (referida a electricidad y combustibles) y la indirecta, que son fertilizantes y alimentos, elementos que en conjunto representan hasta un 15% del costo de la producción de leche”.

Taverna añadió que “en las jornadas trabajamos sobre el tema de la electricidad, cuyo costo no venía siendo importante y era insignificante para la actividad, pero la situación ha cambiado y hay muy poca probabilidad de que esto se vaya a revertir, aunque sí hay alternativas que permiten reducir los costos”. En esa línea puntualizó que la hoja de ruta para un productor es comenzar con una autoevaluación del sistema, definiendo cuánto consume de electricidad cada 1.000 litros de leche que produce. “Tenemos que trabajar para mejorar y reducir costos, pero también debemos recuperar energía. Por ejemplo, el tanque de frío capta calorías de la leche para enfriarla y yo la puedo usar para calentar agua. Eso representa una disminución del consumo, es decir primero hay que ser eficiente para usar la energía que tengo hoy. Una vez logrado esto, podríamos pensar en energías alternativas”.

Al referirse a lo que se debe enfocar el productor, Taverna dijo: “primero verificar el funcionamiento del tanque de frío que representa hasta el 60% del consumo energético en el tambo y lo puede reducir un 50%; segundo, el consumo de la bomba de vacío e incorporando un regulador de velocidad, se puede reducir hasta un 50% también. Después está la recuperación de calor del tanque de frío para calentar agua, con lo que puedo lograr una importante reducción del consumo. Asimismo, la instalación y mantenimiento del tanque de frío nos ayuda a bajar hasta un 30% de lo que hoy gastamos. Todo eso puede implicar una reducción de hasta un 50% del costo que hoy tenemos en el tambo” señaló.