Motta habló de avicultura, caminos, puertos, empleo y actualidad económica

0
4

Estuvo esta semana en el “Centro Periodístico de Entre Ríos”, el presidente del Grupo Motta y actual tesorero de la Unión Industrial Argentina (UIA), Héctor J. B. Motta, quien dialogó con el Cont. Fernando A. Huck, director de El Observador y conductor del programa “Grandes Reportajes”, que se emite los martes y jueves, a partir de las 21.30 por Canal 6 ERTV. El empresario y dirigente, dio su punto de vista sobre la actualidad económica y política del país y la provincia, se refirió a los desafíos que tiene el sector avícola y a las obras de infraestructura vial y portuaria que necesita Entre Ríos, entre otros temas.

– La semana pasada estuvo con el presidente Mauricio Macri ¿qué sensaciones les dejó ese encuentro?

– Hubo 2 reuniones importantes en Bs. Aires: el martes visitó la Unión Industrial Argentina el ministro de la Producción de la Nación, Francisco Cabrera, con todo su gabinete, con quien pudimos tener un debate amplio y abierto, de cómo uno ve la situación y escuchar las propuestas que tiene el gobierno. A raíz de ese encuentro, surgió una invitación formal al “Comité Ejecutivo de la UIA” (que lo integramos 9 miembros) para ir a la Casa Rosada a una reunión con el presidente Mauricio Macri. Allí también estuvieron ministros y hablamos de la actividad industrial del país. Apoyamos el proyecto de intentar modificar algunas de las cosas que están entorpeciendo o encareciendo el costo argentino. Sabemos que la circulación monetaria no tiene la misma velocidad que estaba teniendo, que son cosas que tenemos que corregir. El presidente nos pidió apoyo. Entiende que la Unión Industrial tiene una representación muy importante y abarcativa. Nos pidió inversiones. Y la respuesta es que, para que haya inversiones, tiene que haber un horizonte claro y disponibilidad de créditos a largo plazo, que todavía no los hay a tasa razonable. Debemos estar insertos nuevamente en el mundo, ya que hemos perdido unos cuántos mercados, por pérdida de competitividad. Hay sectores a los que les va muy bien, como el automotriz, que sigue siendo una de las actividades que lidera la parte industrial en el país, que es un multiplicador de fuentes laborales. Pero hay otros que no la están pasando bien, como la industria orientada a la elaboración de productos. Pero en general, la pérdida de competitividad, es para todos…

– ¿Le advirtieron a Macri sobre la gravedad de la situación…?

– El presidente Macri está bien informado. Creo que la reunión con el ministro Cabrera 48 horas antes, era con el objeto de ver cómo estábamos nosotros y podemos decir que está variada la situación. Uno de los sectores más golpeados es el del calzado. La competencia con China lo perjudica, porque la mano de obra en ese país, no tiene nada que ver con la de Argentina. Otro tema es, por qué no podemos comercializar con Estados Unidos, que es un vendedor de todo, desde una idea hasta cualquier producto que uno se pueda imaginar, pero es un comprador que pone enormes barreras para dejar entrar productos argentinos…

– Haber sacado las retenciones fue buena para el sector agropecuario, pero perjudicó a otros…

– Cuando sacan las retenciones, hubo sectores que teníamos armado nuestro desarrollo en función del valor del producto. Por ejemplo, al sector avícola nos encareció varios insumos, como el maíz o la soja. Otro sector es la ganadería, que viene en franca recuperación. Lo que me aflige, es que estamos con una mirada agro-pastoril. Recordamos la Argentina de 1850 y veo todavía como lo hacía el Gral. Urquiza, instalado en Entre Ríos, tratando de exportar los cueros, que era uno de los productos. Hay que ser innovadores, productores e incorporar valor agregado…

– ¿Cómo calificaría al presente y futuro de la avicultura, de pollos y producción de huevos?

– Los 2 sectores están con serias dificultades y me atrevo a decirlo a pesar de que nos duela: una empresa productora de huevos con mucha trayectoria, se presentó en convocatoria hace 10 días. En la parte de procesamiento de aves, hay colegas nuestros que están con serias dificultades. Cuando uno asiste a reuniones a nivel mundial, están hablando de la avicultura del 2028 – 2030. Hoy en materia de huevos se habla, qué tipo de producto y bajo qué condiciones de producción, van a ser comprados dentro de 7 u 8 años. Ese cambio significa inversión y si no hay rentabilidad, la forma de hacerlo es con créditos a largo plazo y con tasas acorde a un proceso de inversión de esta naturaleza. En este momento falta que ingresen capitales de riesgo en Argentina y no capitales financieros. Porque la tasa de interés le están dando un retorno interesante. Lo importante es que vengan y se queden. Por eso, hay que pensar y apoyar mucho a lo local, que son los que invierten. Lo otro es transitorio. Argentina, tiene que ser el “supermercado del mundo” (lo dice también el presidente) o el proveedor de alimentos y para eso tenemos que tener competitividad, buenos precios a nivel internacional, permanencia y ganar plata. Porque sino, no puede haber inversión. El agregado de valor es el concepto que tiene que prender en la gente…

– Los analistas aseguran que la economía argentina se está achicando… 

– Si la medimos a nivel de oferta, no ha caído… El país, aparte de generar riquezas hacia futuro, tiene que generar puestos de trabajo. Hoy se habla del tremendo grado de pobreza que hay en Argentina y que es un símbolo de la carencia de empleo. Nadie es pobre porque se le ocurre…

 

Infraestructura vial

 

– Siempre se habla de la falta de inversiones en la red vial…

– Cuando asume el presidente Macri, se habló mucho de la infraestructura que le hace falta en el país. Y creo que detrás de las denuncias que hubo, se pasó un año entero sin adjudicar obras nuevas, más allá de los anuncios. En Entre Ríos estamos viendo la reparación de la Ruta N° 12, de Gualeguay hacia Ceibas. Estamos viendo la reparación de la N° 6, entre Gualeguay y Rosario del Tala. Está por iniciarse la reparación de la N° 127. Se está trabajando en el tramo de Paraná-Diamante. Pero necesitamos un impacto financiero, para que ese dinero que está entrando de afuera, sea convertido en infraestructura vial y no en especulación…

– Uno de los pedidos es que se repare la ruta Crespo-Racedo…

– Sí. Es un desastre. Lo vengo pidiendo y a esto lo sabe el gobernador Bordet. Se necesita una segunda capa de pavimento. Fue el primer pedido que le hice y la respuesta es que se va a hacer un recapado rápido. Se empezó, pero por falta de fondos, se tuvo que parar y me dijeron que la próxima semana se reiniciaría dicha obra…

– ¿Y hasta María Luisa?

– Es un tramo descompuesto. En la medida que en María Luisa haya emprendimientos nuevos, va a ser importante, porque la suma de las peticiones, hace que se hagan las obras. La mejor de las inversiones es que se hagan caminos y si hay comunicación, la gente se dispone de otra manera… La Ruta Nacional N° 12, también se está dañando, se empieza a agrietar y se marcan las huellas. El gobernador anda mucho por la provincia y tiene una gran lectura de las necesidades. Lo que no creo es que tenga la disponibilidad de fondos para atacar los problemas. El dinero que se invierte en los caminos de la producción bienvenidos son, porque esto va a incentivar al arraigo, la gente que se queda en el lugar, posibilita la circulación. Pero el deterioro de los caminos en Entre Ríos es muy importante. Tenemos más de 28.000 km, de los cuales los que están pavimentados son pocos y los mantenidos son escasos. Uno lo sufre más cuando vienen periodos de lluvias, como ocurrió este año…

– Siempre impulsó la reactivación de los puertos, especialmente el de Ibicuy…

– He sido y sigo siendo uno de los instigadores para que el Puerto de Ibicuy funcione. ¿Qué mal habremos hecho los entrerrianos, para que del lado de Santa Fe – Rosario, esté minado de puertos y embarques y nosotros no podemos hacer andar ni siquiera el único puerto que tenemos con salida al mar, que es el Ibicuy? Y ahora estamos peleando para hacer marchar Diamante y Concepción del Uruguay, en condiciones no del todo favorables…

 

Reforma impositiva

 

– Hay sectores empresariales y del comercio que piden urgentes reformas impositivas…

– Creo que hay que hacer una reforma profunda en lo impositivo. Hay que bajar los impuestos. Para achicar el Estado hay que ayudar a la parte privada, para que se generen puestos de trabajo

– ¿Qué perspectivas económica le ve a Entre Ríos?

– Viene bien en líneas generales lo ligado a la parte agropecuaria y primaria de la producción, tanto agricultura como ganadería. Pero el resto de las industrias estamos siendo afectados, porque muchos somos exportadores y los que estamos ligados a la exportación, indudablemente no pasamos un momento feliz. En nuestro caso, los números no cierran. Se tiene que trabajar a pérdida y la pregunta es ¿por cuánto tiempo? El mercado internacional cuesta mucho desarrollarlo. Ha habido muchas misiones comerciales, viajes, contactos, recepciones de visitas, inspecciones recibidas para aprobar o habilitar las plantas y sería una picardía perder esa potencialidad. Estamos en un momento donde esperemos que se dejen de tratar las cosas de lo cotidiano y pasemos a lo profundo…

– ¿A cuántos mercados internacionales está llegando el Grupo Motta?

– Estamos sosteniendo 15 mercados a nivel mundial. Exportamos a China, Japón, África, países de Europa y América… Pero el volumen no nos satisface. Hemos llegado a tener un nivel de embarque de entre 50 y 60 contenedores desde Racedo por mes, que es un número importante…

 

Pobreza y grieta

 

– Con 32% de pobreza, ¿puede llegar a haber problemas sociales?

– Indudablemente la gente que está en estado de pobreza se siente abandonada o el que no tiene trabajo, se siente con una preocupación adicional muy grande, que es el vivir diario. Cada uno tiene sus necesidades a cumplir. A mí no me gusta mucho hablar de grietas, pero existe una división que duele y tenemos que redoblar el esfuerzo para que encontremos caminos del desarrollo. Tenemos que suturar esas diferencias. Cuando uno pierde el sentido de cumplimiento hacia las necesidades básicas, es cuando empiezan a explotar otras cosas, como el tema de las drogas. Cada presidente ha hecho un esfuerzo en su medida para mejorar. Se lo critica a Macri, porque hace prueba-error. Pero es importante que cuando se cometa un error, se pueda enmendar y lo reconozca públicamente. Esto me parece de una gran sinceridad y de hombría de bien. Lo primero que tiene que hacer el ser humano es aceptar que existe el problema. Sino, no lo puede cambiar…

– Respecto a varias empresas que están cerrando…

– Han cerrado muchas empresas de carácter familiar. Esto es lo triste y no es noticia agradable… Esta semana cerró una empresa en Buenos Aires con 600 personas, que multiplicado por sus familias, son 1800 a 2400 personas que quedan desamparadas de un día para el otro. Ahí el Estado aparece ayudando, pero algo nos está faltando, que es activar la actividad productiva o industrial que ha venido cayendo en forma permanente. Todos los meses cae el 1,2%, el 2,4%, el 1,7% y cuando se suma a lo largo del año, se perdió entre el 5% y 6% de la actividad industrial y es mucho dinero…

– En la situación actual, el Estado no ofrece puestos de trabajo genuino y el sector privado tampoco genera nuevos empleos…

– Algunos miran de mala forma al sector privado, porque dicen que el empresario lo que quiere es ganar. Pero eso es lógico. Ojalá tuviéramos muchos empresarios que ganen dinero, porque si bien una pequeña porción la puede gastar para sí mismo, mayormente lo reinvierte y ojalá no sea en la parte financiera, sino en la productiva, porque es ahí donde se multiplican los panes…

 

Política y elecciones

 

– En el ámbito político, llegó a ser secretario de la Producción, convencional constituyente, fundador de un partido vecinal en Crespo… 

– Estuve en el gobierno de Urribarri en los primeros meses, hasta que vino el conflicto con el campo. Creo que son tiempos que pasan en la vida. Tengo 73 años, le he brindado al país y a mi pueblo y mi región más de 50 años de trabajo. Fui 21 años presidente de CAPIA. Con un espíritu de transformación, le dediqué muchos años a viajar por ALA (Asociación Latinoamericana de Avicultura), de la que fui presidente 2 veces. Uno algo ha dejado en el camino…

– ¿Le gustaría estar nuevamente en política?

– Hubo un grupo de amigos que hace tiempo me lo habían pedido y acepté: pasé a ser ahora por voluntad de los amigos “cenador” con “C”. Lo único que me reservo es el derecho de elegir el restaurante. Lo único que pienso en política, es opinar y aconsejar…

– En su momento tuvo alguna cercanía con Sergio Massa…

– Con Massa tengo amigos en su equipo de trabajo. Tienen buen diagnóstico. No es fácil encontrar la medicación adecuada, sino este presidente lo pondría en práctica en 24 horas. Pero cada uno tiene su mirada y sus tiempos…

– ¿Qué cree que sucederá en las elecciones de este año?

– Creo que estamos con un presidente recién instalándose en el gobierno, a quien hay que darle credibilidad y más que nada facilitarle que puedan sacar las leyes que cree  debe tener para gobernar bien. Es fundamental, no para tener mayoría absoluta, sino la que permita encontrar el rumbo al país y sostenerlo…