Renuevan campañas para atacar la “Epidemia del Tabaquismo”, que mata a consumidores y no fumadores

Publicado el 4 de Junio de 2017 por

El miércoles 31 de mayo se conmemoró el “Día Mundial Sin Tabaco”, con el objetivo de mostrar la importancia de la lucha contra la epidemia de este flagelo, que marcan las estadísticas, es la principal causa de muerte prevenible en todo el mundo. Tal como lo dice el lema de la OMS de este año, el tabaco “es una amenaza para el desarrollo”, ya que provoca grandes perjuicios para la sociedad, no sólo para los fumadores, siendo uno de los problemas más graves de la salud pública, según admiten los especialistas.

Este lamentable vicio mata cada año a casi 6.000.000 de personas en todos los continentes, una cifra que, según las previsiones, aumentará hasta más de 8.000.000 en 2030. Causa sufrimiento, enfermedades, empobrece a las familias y obliga a aumentar el gasto sanitario y produce una reducción de la productividad. Cerca del 80% de las muertes prematuras causadas por el consumo de tabaco se registran en países de ingresos bajos y medianos, que tienen más dificultades para alcanzar los objetivos de desarrollo. Un dato por demás preocupante es que 600.000 personas mueren por esta causa siendo “no fumadores”, sino que se ven afectados al inhalar el “humo ajeno”.

La médica cardióloga Dra. Julieta Bustamante, explicó que los efectos nocivos del tabaco son principalmente 4: por la nicotina, que produce la dependencia; el monóxido de carbono, un gas que procede de la combustión incompleta de la hebra de tabaco; los gases irritantes, que afectan al aparato respiratorio y sustancias cancerígenas presentes en el humo del tabaco, como el benzopireno, que se forman durante la combustión del tabaco o del papel de los cigarrillos. No solo los fumadores son afectados, también es perjudicial para las personas más cercanas, los llamados “fumadores pasivos”.

 

Campaña del IOSPER

 

El Instituto de Obra Social de la Provincia de Entre Ríos tiene en marcha la Campaña de Hábitos Saludables, reforzando su lucha “antitabáquica”. Al respecto, el presidente de la entidad, Fernando Cañete, expresó que “les decimos a los afiliados que es necesario establecer relaciones que modifiquen sus hábitos de vida. El tabaquismo causa enfermedades que son prevenibles y que sigue siendo una de las principales causas de mortalidad en Entre Ríos”.

El funcionario recordó que con la mencionada campaña, el organismo aconseja a sus afiliados y a la población en general, “a dejar de fumar, prestar mucha atención a la alimentación y destinar varios minutos al día para realizar algún tipo de actividad física, todas estrategias claves para mejorar la salud” y destacó que el tabaquismo causa más muertes por año que las que ocasionan juntos el SIDA, las enfermedades infectocontagiosas, los accidentes de tránsito, el alcohol y las drogas ilícitas.

“Les pedimos a los profesionales de la salud también que nos acompañen y asuman su importante papel de informar a los pacientes sobre las consecuencias que provocan la dependencia, el consumo, la exposición y los problemas que tiene para la salud el humo del tabaco”, reclamó.

 

Ambientes “libres de humo”

 

El Instituto, cuyo Directorio trabaja para promover un entorno laboral saludable para trabajadores, recibió el año pasado la certificación que lo acreditó como institución “Libre de Humo de Tabaco”, recordó la directora de la entidad, Viviana Sánchez, quien destacó que el organismo “plantea con hechos concretos el camino hacia los hábitos saludables. Para lograr esa certificación, comenzamos con acciones tendentes a colaborar en la concientización de los daños que provoca el cigarrillo; fomentar la interacción con sus trabajadores; y generar consciencia en los fumadores sobre las consecuencias para ellos y a quienes los rodean”.