Mansilla: Incrementan herramientas para luchar contra la violencia de género

0
3

Hace pocos días fue habilitada la Casa de la Mujer, destinada a darles un espacio físico a aquellas personas que sufren violencia de género. Es un paso más dentro de lo que se efectúa en la municipalidad para combatir la problemática. Valeria Rodríguez, titular de la Oficina de la Mujer, dialogó con El Observador.

– ¿Cómo surge la Casa de la Mujer y cuál es su finalidad?

– Nace por una decisión política del intendente (Omar Migueles) cuando ideó crear dentro del área de Acción Social, la oficina municipal de la Mujer, en la cual me designó para que estuviera a cargo. La misma se formó con la necesidad de brindar asistencia y contención a las víctimas, no solo de violencia de género sino también a algunas mujeres que estaban en situación de calle con distintas problemáticas. Se presentó todo el tiempo esta necesidad de darle alojamiento urgente y de manera provisoria a mujeres que necesitaban hospedaje con sus niños una o dos semanas. Así fue surgiendo la idea de tener un espacio municipal para dar respuestas a estas situaciones.

– ¿Hay varios casos en Mansilla?

– La localidad no escapa a la realidad de la provincia y el país. Está abierta la Oficina de la Mujer y tenemos registrados unos 50 casos de violencia de género. Algunas se acercaron a consultar, a otras hemos acompañado a realizar la denuncia y posterior seguimiento. Pero para ser un pueblo chico, hay muchos casos.

– ¿Cómo es el procedimiento cuando se detecta un caso?

– Como somos un pueblo chico y nos conocemos, tenemos referentes barriales que nos van informando qué mujer o niña sufre una situación semejante. Tratamos de acercarnos de manera prudente y no tratar que ella venga porque es un paso muy importante. Intentamos buscarlas primero. Desde el municipio, le brindamos nuestra ayuda, una vez que la información de que esa mujer puede ser víctima de violencia de género, comenzamos con el proceso. Tenemos un equipo de profesionales para abordar la situación y trabajamos conjuntamente con el Área de Minoridad. No solo acompañamos para que la víctima denuncie sino en la parte que viene después, que es la más difícil. Apuntando a que pueda empoderarse y de alguna manera independizarse de la situación violenta.

– Existen situaciones donde la mujer perdona al agresor, ¿de qué manera se actúa para que tome conciencia?

– Lo que planteás es común y sucede en casi todos los casos de violencia de género. Para tomar conciencia la mujer tiene que hacer un “click”. Hay un círculo vicioso, no es que lo perdona porque lo ama, sino que es un círculo que cuesta mucho, hay explicación científica y psicológica sobre por qué cuesta romper con ese vínculo. Tomar conciencia lleva tiempo y necesita tratamiento psicológico. En Mansilla apuntamos a ello mediante un taller de autoayuda de un grupo de mujeres, que son aquellas que han podido empezar un nuevo camino.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here