D’Alessandri: “Estoy orgulloso de la profesión que elegí por vocación”

0
7

Visitó esta semana el “Centro Periodístico de Entre Ríos”, el jefe del Destacamento de Vigilancia del Ejército de esta ciudad, Tte. Cnel. Gustavo D’Alessandri, quien en diálogo con el Cont. Fernando A. Huck, director de El Observador y Canal 6 ERTV, habló sobre el futuro de la unidad que dirige, cuyo predio, viene siendo gestionado desde hace muchos años por el municipio, para que allí se desarrollen actividades culturales, educativas, deportivas y recreativas. Al respecto informó que “desde el punto de vista del Ejército, no tengo información oficial” sobre el destino que tendrá el Destacamento y recordó que “hace más de 70 años que la institución se asentó en Crespo, en una provincia que tiene muchos cuarteles. Estamos hablando de regimientos grandes, como el de Villaguay, Chajarí, Gualeguaychú o Concordia, hay unidades militares en Concepción del Uruguay y Rosario del Tala y había una en La Paz. La de Crespo, está dentro de las posibilidades que se desactive totalmente, pero es una decisión política. Sabemos que las autoridades municipales de Crespo y del gobierno nacional participaron de reuniones, en las que estuvieron presentes el Ing. Julio César Martínez (ministro de Defensa) y el jefe del Ejército, General (Diego) Suñer, donde se habló de un posible traspaso”.

– ¿Cuántas personas trabajan hoy en el Destacamento de Crespo?

– Sumando oficiales, agentes civiles y soldados, totalizamos unas 30 personas. Hace 10 años, el cuartel tenía depósitos con municiones y explosivos, pero esos polvorines quedaron totalmente vacíos y pasó a llamarse Destacamento de Vigilancia “Cuartel Crespo”, contándose en la actualidad con 15 soldados voluntarios y tenemos información de que habrá una nueva incorporación, durante el segundo semestre.

– El Ejército es una fuerza que con el pasar de los años, ha visto reducido el número de hombres…

– Hasta 1995 teníamos el “soldado conscripto”, que en forma obligatoria debía cumplir con este servicio. Después de ciertos hechos que sucedieron, por ley del Congreso, se estableció que debía ser en forma voluntaria y hoy está funcionando de esa manera, como ocurre también en otros países. El ciudadano que quiere ingresar al Ejército como soldado, presenta su curriculum y si reúne ciertos requisitos, como tener entre 18 y 24 años de edad y otras cuestiones, puede llegar a ingresar, teniendo un sueldo, obra social y si es soltero, puede vivir en el cuartel como todos los militares.

– ¿Cree que puede volver el servicio militar obligatorio, como algunos lo están promoviendo?

– No creo que se concrete. No es una decisión que se tome de un día para el otro, debe ser por ley y es difícil que eso suceda. Creo que va a seguir como hasta ahora, con este sistema de incorporación de soldados de manera voluntaria.

 

– ¿Tienen un régimen estricto como era antes?

– La disciplina no cambió, siempre fue la misma. Sí, en el Ejército se fueron dando algunas modificaciones y se fue evolucionando como en todas las instituciones del país. Cuando se creó el Ejército Argentino, se tenía otro tipo de soldados, hoy son personas que voluntariamente llegaron a incorporarse a sus filas, como si fuese un trabajo más. Para quienes quieren tener una carrera militar, hay 2 institutos de reclutamiento, uno es el Colegio Militar de la Nación, en El Palomar, al cual fui, donde se reciben los oficiales y el otro es la Escuela de Suboficiales, que está en Campo de Mayo.

– ¿Qué lo llevó a ingresar al Ejército?

– Es la carrera que elegí y estoy orgulloso de esta profesión. He tenido varios destinos, como Mendoza, Buenos Aires, Santa Fe, Paraná y ahora en Crespo. Mi padre fue militar (general retirado). Lo observaba mucho, le seguía los pasos y sentí la vocación. Fue un militar ejemplar y gran deportista. En equitación, hay una rama que se llama adiestramiento y fue el único argentino en esa disciplina que pudo traer una medalla de plata en un Panamericano, además de haber participado en una Olimpíada, en Tokio (1964).