Alegrini: “El odio está pesando más que el amor y a eso, debemos darlo vuelta”

Publicado el 4 de Junio de 2017 por

Bajo la organización de la Alianza Cristiana de Iglesias Evangélicas, “Argentina Oramos por Vos” y el Consejo de Pastores de la Ciudad de Buenos Aires, se concretó la semana pasada en más de 200 pueblos y ciudades del país, la jornada denominada “Argentina Ora”, que convocó a miles de participantes. La iniciativa religiosa llevó por lema “Contra nadie, a favor de todos”, con el objetivo de “elevar una plegaria a Dios por la Nación, las autoridades y la unidad y para que el país se recupere de los males que lo acechan: las drogas y el narcotráfico, la violencia, la corrupción, la desintegración de la familia”. Para hablar de esta jornada y de otros temas, estuvo en el “Centro Periodístico de Entre Ríos”, el Pr. Roque Alegrini (Iglesia Templo Buenas Nuevas), quien en diálogo con El Observador, expresó que “en Crespo también nos reunimos para orar, porque nos preocupan varias cuestiones, como esta ola de corrupción y la falsedad, que hay que tratar de eliminar y queremos levantar la verdad, porque nos hace libre. Pretendemos que Argentina tenga ciudadanos libres y todo esto, es una buena razón para orar, para que Dios intervenga en nuestra ciudad y el país. Hay una balanza entre el odio y el amor y en Argentina, está el odio pesando más que el amor y debemos dar vuelta eso, porque no resiste más, hay muchas muertes y dolor” señaló. 

Alegrini comentó que “hemos orado también por la pobreza, por los reclamos sociales y otros temas que están en nuestro diario vivir. Argentina tiene muchos problemas, quizás en Crespo tengamos una cierta tranquilidad, porque no falta trabajo, porque la gente está relativamente bien, igualmente hay que estar atentos con algunas situaciones que se van dando. Por eso, es importante orar y dentro de lo posible hacer. No tenemos ningún banco que nos apoye, así que en la Iglesia trabajamos con nuestros medios y donaciones”.

El pastor volvió al flagelo de la corrupción y sostuvo que “es un tema que nos preocupa mucho, que nos duele a todos y también oramos por la justicia argentina, que a esta altura, con lo anterior, son cuestiones que están totalmente ligadas. La Biblia lo dice: si hay justicia, el pueblo tiene calma y el gobernador puede gobernar, pero si no hay justicia, esté quien esté gobernando, tiene problemas. También oramos por la droga que está invadiendo nuestro país de manera terrible” remarcó.   

– Una gran preocupación de la sociedad es el referido a abusos, violencia familiar, pornografía infantil (Entre Ríos está entre las principales provincias distribuidoras): ¿En qué se puede ayudar desde las Iglesias?

– A nivel nacional, el Pastor José Cinalli y su esposa Silvia (médica sexóloga) han elaborado una importante cantidad de bibliografía que se ha difundido por todo el país y Latinoamérica. Personalmente visité las escuelas primarias de Crespo y les obsequié el libro titulado ‘Cuentos que no son cuentos’, dedicado a los niños, para que puedan entender cómo hacer para defenderse ante una agresión de cualquier tipo, porque todo esto hay que enseñárselo. El 80% de los agresores que ellos tienen, son familiares. Siempre digo que el peor pecado que se comete contra la niñez, es quitarle la seguridad y un chico abusado es un niño que perdió la seguridad. Y como Iglesia podemos ayudar, pero hay que tener mucho cuidado de no interferir con el proceso judicial, pero sí apoyar en la contención. Tratamos de hacerlo cuando nos enteramos, pero hay que manejarlo cuidadosamente, a los niños hay que protegerlos, sacarlos de ese ambiente, sanarlos y cuidarlos…