Unrrein explicó qué necesitan los productores integrados de pollos para paliar la crisis

0
41

Estuvo esta semana en el “Centro Periodístico de Entre Ríos”, el presidente de la Cámara Argentina de Productores Integrados de Pollos, Ricardo Unrrein, quien dialogó con el Cont. Fernando A. Huck, director de El Observador y conductor del programa “Grandes Reportajes”, que se emite los martes y jueves, a partir de las 21.30 por Canal 6 ERTV. El dirigente comentó acerca de los graves problemas financieros que afectan al sector que representa, sobre la necesidad que tienen de que haya una legislación que los ampare, habló de los aumentos energéticos, exigencias ambientales y del SENASA, entre otros temas.

– ¿Hay interés en los productores en sumarse a la Cámara?

– La Cámara hace solamente 2 años que está funcionando y uno que tiene personería jurídica. Por el momento estamos recorriendo la provincia y el país, concientizando al productor a que se asocie y lo está haciendo. Representamos al productor integrado, es decir, aquel que cría el “pollito bebé”, que lo recibe con 4 ó 5  horas de vida y lo devuelve a los 48 ó 52 días, con un peso que ronda entre los 2,800 y los 3,100 kg. El frigorífico nos provee la cáscara de arroz, el alimento, el gas, los medicamentos y el asesoramiento veterinario para llevar ese animal a su final, para lo cual nos están pagando $ 1,40 ó $ 1,50 por kilo, cuando en góndola está a $ 37. Es una diferencia muy grande. Históricamente teníamos una incidencia del 11,5% en el precio a salida del frigorífico y hoy estamos en un 4 o 5%, muy por debajo de lo que son nuestros costos…

– Pese a estas dificultades, en la zona de Crespo, se ven igual nuevas construcciones de establecimientos avícolas…

– Pero es de gente que la toma como una actividad paralela. Si uno recorre la zona aledaña a Crespo, podrá comprobar que hay pocos productores que viven exclusivamente del pollo. Todos tienen además agricultura, cerdos, es decir, es dinero que viene de otra actividad, pero de la avicultura, les puedo asegurar que no. Hoy, para construir un galpón de 18.000 pollos, se requiere de una inversión de entre $ 3.000.000 y $ 3.500.000, por lo que se necesitan 8 años de trabajo para recuperar ese dinero y en el medio, hay que renovar las cortinas a los 5 años, los picos de riego duran 3 años, los motores son varias las veces que necesitan ser rebobinados…  

– ¿Qué es lo que están necesitando?

– Una de las metas de la Cámara, es tener una legislación, que no la tenemos en este momento. Hoy nos pagan lo que quieren, no nos preguntan si nos cierran los números. Necesitamos que no sea un valor fijo el que recibamos, sino participar del precio a la salida del frigorífico. Sabemos que el pollo tiene sus épocas de precios bajos y otros altos y lo que queremos es acompañar. Para que tengan una idea, hoy estamos cobrando entre $ 4 o $ 4,50 el pollo terminado y deberíamos estar cobrando por lo menos, $ 7. Esto acarrea un gran deterioro de las granjas. En la Costa del Uruguay, aparte de pagarles poco, se lo abonan a los 120 días, por lo que se están empezando a ver galpones tapados con silo-bolsas, con chapas de 20 ó 25 años de antigüedad, que no se pueden reponer. En esta zona estamos un poco mejor, se abona a 30 días, lo que nos da un respiro, pero asimismo estamos muy por debajo de lo que sería el precio ideal. En Entre Ríos hay 2.400 integrados de los 4.800 que tiene el país, lo que demuestra la importancia que tiene este sector. Otra gran parte está en la provincia de Buenos Aires y el resto, que es un 5%, entre Córdoba y Santa Fe. Nuestra provincia produce el 55% del pollo que se faena en el país…

– ¿Cuánto incidieron los aumentos en las tarifas energéticas?

– Nosotros utilizamos 23 horas de luz y se da solamente una hora de descanso por la noche, por lo que el costo de la energía es importante y un grave problema. El año pasado aumentó un 140% y este año, un 30% en tres tramos…

– Hay preocupación además en los avicultores por nuevas exigencias del SENASA…

– Hay una parte que va a ser imposible cumplirla por el costo económico que tiene. Por ejemplo, pretenden que la cama del pollo antes de sacarla de la granja, se la amontone fuera del galpón por un lapso de 2 o 3 meses para que se desactive y eso acarrea un costo económico muy grande. Es doble movimiento, porque en este momento los que se llevan la misma, nos limpian los galpones sin cargo hasta el día de hoy, pero si tenemos que amontonar eso fuera, será un costo que no lo vamos a poder afrontar. Los de Medio Ambiente van a tener que bajar bastante los requisitos, porque si quieren que adecuemos la granja como pretenden, vamos a tener que transformar a la provincia en un parque nacional y dejar de trabajar directamente. Los que somos productores tenemos que hacer un mea culpa también y cuando el SENASA y los entes gubernamentales se sienten a dictar normas, deberemos ocupar un lugar y participar. Los productores hemos hecho muy bien nuestro trabajo del portón de la granja hacia adentro, pero nos falta participar en eso otro. Hay gente que dicta normas y no piensa si eso se puede o no aplicar…

– ¿Qué deben hacer los interesados en realizar una consulta…?

– Pueden comunicarse al teléfono 155-096538 o que nos busquen en el Facebook como “Avicultores Integrados”, donde volcamos la información que va surgiendo de las reuniones que vamos teniendo. Ya hemos logrado acuerdos con empresas de seguros, logrando muy buenos precios y a medida que la gente se arrime y hagamos crecer nuestra Cámara, podremos firmar convenios con vendedores de insumos e ir brindando beneficios al productor, porque no todo es el precio, hay muchos otros temas en los que estamos trabajando…  

Comments

comments