Salud promueve la formación de sus equipos para la atención desde una perspectiva de diversidad

0
3

El Estado provincial, a través del Ministerio de Salud, impulsa un ciclo de formación de los equipos de salud para una atención integral y desde la perspectiva de derechos en los servicios de obstetricia.

En la primera jornada, que se desarrolló en el hospital San Roque de Paraná, se puso el eje en la importancia de que los profesionales completen las historias clínicas de las pacientes, para fortalecer la construcción desde la visión de los derechos de las mujeres.

A partir de la implementación de la Ley Nacional Nº 26.485 de “Protección Integral de los Derechos de las Mujeres”, el Ministerio de Salud de Entre Ríos, a través de la Unidad de Gestión de Políticas Preventivas de las Violencias en las Relaciones de Género, viene realizando distintas actividades destinadas a profesionales de la salud para mejorar la atención en los servicios. En este marco, se realizó la primera jornada del ciclo de formación para una atención integral desde una perspectiva de diversidad y derechos.

Se trata del primer encuentro de los cinco módulos planificados para el primer semestre, los cuales están dirigidos a las y los profesionales pertenecientes al servicio de Obstetricia del hospital materno infantil San Roque de Paraná y otros trabajadores y trabajadoras de distintos servicios del efector. En la oportunidad, los y las participantes se capacitaron en el llenado de la historia clínica de las pacientes, con el objetivo de dar a conocer la importancia de completar estos formularios de manera eficaz.

La apertura estuvo encabezada por la coordinadora de la Unidad de Gestión de Políticas Preventivas de las Violencias en las Relaciones de Género, Alicia Vides; la jefa de servicio de Obstetricia del San Roque, Liliana Rosenbrock; y el médico Osvaldo Gervasutti. Más tarde, por medio de la modalidad de conversatorio, para que el encuentro sea más dinámico y fluido, participaron del panel dos especialistas, por un lado, del ámbito de la salud, el instructor de residentes de Obstetricia, Gustavo Terra y, por el otro, desde lo judicial, el relator del Ministerio Público de la Defensa de Entre Ríos, Roberto Parajón.

Al respecto, Vides destacó: “Venimos realizando un gran trabajo desde la Unidad de Gestión de Políticas Preventivas de las Violencias en las Relaciones de Género para dar continuidad a la tarea iniciada el año pasado respecto a la problemática de los derechos de las mujeres y, más específicamente, en el proceso de atención de embarazo, parto y post parto. Para este año planificamos una serie de acciones de tipo educativas y de gestión dirigidas principalmente a integrantes del equipo de obstetricia y de servicios que trabajan en forma articulada en el hospital materno infantil de Paraná”.

La jornada fue declarada de interés por la cartera sanitaria por medio de la Resolución Nº 1.236. En el próximo encuentro, el 26 de mayo, se hablará de derechos de las pacientes. En los siguientes, los ejes serán: parto respetado, diversidad sexual e interrupción legal del embarazo.

 

Información y cumplimiento de los derechos

En medio del diálogo entre estas dos disciplinas, desde lo jurídico y lo médico, la construcción de la historia clínica de forma clara y precisa es vital en el cumplimiento del derecho de los pacientes y para evitar complicaciones a futuro.

En este sentido, Parajón hizo referencia a la importancia del llenado eficaz: “Para la ley, cuando hablamos de la medicina, hablamos de un derecho y, puntualmente, le damos importancia a las historias clínicas que son documentos tan importantes a la hora de valorar un juicio por daños o mala praxis. También abordamos el tema de los derechos del paciente en su íntima vinculación con las prácticas y la relación con el médico y todo el personal sanitario”.

“Es central tomar conciencia de la importancia de llevar adelante una historia clínica prolija, con total claridad, puntualizando cada una de las prácticas, procesos, consentimientos informados que la deben integrar, porque justamente, omisiones como tal juegan bastante en contra de la labor profesional. Si la historia clínica es desprolija nos encontramos con algo serio: el desapego a la ley, la desprotección del paciente y la desprotección del cuerpo médico”, aseguró el especialista.

Por su parte, Terra profundizó en la idea de abordar la construcción de la historia clínica desde una perspectiva de derechos: “No se trata de llenar este documento para que esté completo por mera estadística, sino que tiene que ver con respetar los derechos de las y los pacientes. De estar completa porque es un beneficio para la persona a la cual pertenece. Además, sabemos que todo lo que no está escrito, no pasó. Si nos basamos en buenas voluntades de los profesionales y no volcamos en forma cronológica de manera completa todo lo sucedido y todas las indicaciones, obviamente puede ser perjudicial en el caso de un juicio de mala praxis”.