Desde el INTA aseguran que con mejores cortes, se puede aumentar un 8% la productividad de alfalfa

0
1

Luego de varios años de investigación, especialistas del INTA demostraron que las segadoras acondicionadas, a diferencia de las cortadoras a hélice, cortan la alfalfa de un modo más prolijo y preciso, lo que disminuye las pérdidas por deshilachado de los tallos, permite el rebrote y aumenta un 8% su productividad.

Gastón Urrets Zavalía, especialista en forrajes conservados de dicha institución, expresó que “los beneficios comprobables que aporta el corte bien realizado permite amortizar rápidamente el costo de las maquinarias implementadas”. En este sentido señaló que “se logra un volumen extra anual de 852 kilogramos de materia seca por hectárea”. Por su parte, Federico Sánchez, otro de los investigadores del Instituto, detalló que “la segadora logra un corte preciso con mínimas pérdidas por repicado, lo que disminuye en un 62% los trozos de tallos y hojas sueltas menores a seis centímetros que quedan tiradas en el lote y no son recolectadas por la rotoenfardadora o megaenfardadora”.

Ahora bien, si se comparan ambas máquinas, Sánchez mencionó que “a lo largo de 5 cortes, el sistema con hélice perdió 1.487 kilogramos de materia seca por hectárea, mientras que la segadora sólo dejó en el piso 568″. A estos beneficios, Urrets Zavalía agregó que, producto del diseño, la segadora posee una bandeja de corte de bajo perfil que permite generar un flujo de forraje que posibilita el uso de acondicionadores. Así, mediante el quebrado y aplastado de los tallos, estos rodillos generan vías de escape al agua contenida en ellos. “Esto disminuye el tiempo transcurrido desde el corte hasta que la humedad alcanza el 50%, momento en que la planta continúa respirando y consumiendo azúcares que afectan la calidad final del forraje”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here