Galarza: Comenzaron los Talleres en el Centro de Integración Barrial

0
2

A buen ritmo continúa la propuesta solidaria del Centro de Integración Barrial (CIB) de General Galarza, que conformó un grupo de personas, preocupado por el bienestar y el cuidado de un sector de la comunidad que necesita de nuevas oportunidades.

En el tradicional barrio Los Corchos funciona la sede de la institución civil, cuyos integrantes están tramitando la personería jurídica lo que les permitirá contar con más beneficios y organizar diferentes actividades para seguir adelante con esta grata iniciativa.

Para ahondar en los detalles, El Observador dialogó con uno de los integrantes y promotores del proyecto, Fabián Menescardi, quien adelantó que se prevé en julio próximo concretar la primera Asamblea y además comentó que “alquilamos entre los socios una casa que pintamos y acondicionamos para que se puedan dictar los distintos talleres y allí ya funciona el merendero al que concurren 104 chicos. La verdad que estamos muy contentos y satisfechos, porque las familias se sumaron y también agradecemos a todas las personas que permanentemente nos están dando una mano. Se empezaron las actividades del taller literario, de títeres, apoyo escolar, artes visuales y se irán incorporando otros talleres, entre ellos el de murga, la escuela de fútbol, una huerta infantil, empezaremos a festejar los cumpleaños y la idea a medida que avancemos es poder brindar diversas alternativas para que puedan disfrutar grandes y chicos. También tenemos planeado para junio abrir el comedor como complemento de las actividades, para que los que asistan puedan compartir la cena y a su vez comenzamos con el ropero barrial, donde las personas podrán acercar todo tipo de indumentaria o calzado. Es gratificante ver cómo la gente nos está ayudando, ya que a través de las donaciones obtuvimos una cocina industrial, tablones, diferente mobiliario y varios elementos para que los chicos puedan realizar los talleres, que en su totalidad serán 14 y se incluirán también clases de catequesis”.

En cuanto al abastecimiento para el comedor, Menescardi indicó que “hemos presentado un proyecto en el orden gubernamental provincial, para obtener una partida mínima y solventar parte de esos gastos, pero es importante el aporte de los distintos comercios del pueblo que vamos teniendo para afrontar esos costos, además del apoyo que recibimos de Cremigal (empresa de productos lácteos) y por supuesto del aporte que hacen los socios del Centro. Con el Padre Eduardo Canzonetta (párroco del pueblo y también precursor de la propuesta) y los demás miembros de la entidad, hemos conseguido que los más de 100 chicos cuenten con sus cubiertos, compartan gratas jornadas y se sientan contenidos, ya que medianamente de esta manera evitamos que anden en la calle”.