Pastores recorren la provincia para hacer conocer a APER

0
25

Estuvieron esta semana en el “Centro Periodístico de Entre Ríos”, el presidente y vicepresidente de la Asociación de Pastores de Entre Ríos, Luis Aranda y Jorge Osuna, respectivamente, quienes en diálogo con el Cont. Fernando A. Huck, director de El Observador, comentaron sobre las actividades de esta institución y opinaron sobre diversos temas que preocupan a la comunidad, en una nota que de manera completa, se puede ver en You Tube “Fernando Huck-Grandes Reportajes-APER”.

– En 2013, se realizó en El Castillo de Crespo, el 1º Congreso de Pastores y líderes evangélicos de Entre Ríos, que fue el puntapié para crear la Asociación de Pastores, ¿cuáles son los objetivos de APER?

– (Osuna) En esa reunión que se hizo en Crespo, hubo más de 400 pastores y líderes. Hoy tenemos estatutos y personería jurídica, lo que nos permitirá cumplir los propósitos por lo cuales fue creada APER. Queremos llegar a todos los pastores de la provincia y ayudar a que sean constituidos los consejos pastorales en cada ciudad. Esa, es una de las premisas fundamentales de esta comisión…
– (Aranda)
En la pastoral de Entre Ríos no hay mucha comunicación en ciertas zonas y APER viene a querer lograr ese objetivo, de estar unidos y conocernos. Una vez obtenida la personería jurídica, queremos insertarnos en la provincia. Ya realizamos nuestro primer encuentro de pastores en Gualeguay. Vamos a visitar los pueblos y ciudades de la provincia, para hacer conocer las actividades de APER. No queremos olvidarnos de agradecer a Dios por todo lo que se hizo con mucho trabajo y esfuerzo durante años. De pronto nos tocó este momento de ver lo que sembraron otros y comenzar a anhelar los frutos de esta unidad querida pastoral en Entre Ríos.

– En la Iglesia Católica, está el Papa a la cabeza y las distintas órdenes. En cambio, los protestantes o evangélicos, tienen muchas denominaciones: Hermanos Libres, protestantes, luteranos, adventistas, bautistas, menonitas… ¿a quiénes apunta llegar la APER?

– (Osuna) APER convoca a todos los pastores de la provincia, no a instituciones a las que representan. Cada uno sigue con sus denominaciones, pero decide desde su propia óptica, adherirse o no a APER. Es una declaración de fe, no solamente de estatutos. Queremos trabajar juntos por nuestra provincia, por la extensión del “Reino de los Cielos”, con una vocación de servicio, pero con un trabajo, donde todos podamos sentirnos útiles para el propósito de Dios…

– (Aranda) Está apuntada a la pastoral cristiana evangélica de la provincia. Es para los que confiesan que Cristo es el Señor, una misma fe, un mismo bautismo, un mismo Padre. Necesitamos que conozcan APER, para ir formando este grupo de pastores en la provincia. Actualmente estamos dando a conocer una “Declaración de Justicia”, que tiene que ver justamente con una entidad que representa al pueblo cristiano evangélico de la provincia, que quiere levantar la voz en temas cruciales y precisamente hemos comenzado con éste y seguirán otros que necesiten estudio y preparación. Los cristianos evangélicos nos basamos en las sagradas escrituras (la Biblia).

– (Osuna) La mayoría de las personas entiende la justicia mirada desde los derechos que le corresponde a cada ciudadano, ya sea el natural, moral o legal. Pero la palabra “justicia”, involucra otras cosas más, que es la equidad, la integridad, la lealtad. Son cosas que Dios las estableció desde el principio. Y la pregunta es: ¿por qué los hombres han fallado? ¿por qué han buscado en otras fuentes y no en la verdadera, que es Dios mismo…? Él ha provisto para que la sociedad pueda convivir en paz, pero la justicia la ejercen hombres que son influenciables, que fallan y que además muchas veces están atenidos a ciertos intereses. Entonces, la justicia es injusticia. Jesús dijo… “bienaventurado los que tienen hambre y sed de justicia, porque ellos serán saciados…” Quiere decir, que si la sociedad nuestra, los funcionarios, los empresarios, los políticos, los gobernantes, comenzáramos a mirar por el bien de los demás, impartimos principio de respeto, lealtad y honra, esa sociedad va a estar pacificada…

– (Aranda) Cuando hablamos sobre lo que fallan los jueces. ¿De qué se sostienen los jueces? De las leyes legisladas, que están hechas por hombres o mujeres falibles, que impregnan las leyes con sus propias ideas, que no siempre son justas y no siempre son de acuerdo a la voluntad de Dios. La única manera que una sociedad tenga el respaldo divino y haya paz, es que nos guiemos, no por la opinión de la pastoral de Entre Ríos, no por la opinión de los jueces y legisladores, sino lo que dice Dios. Si nuestros legisladores hoy fueran a la palabra de Dios y se preguntaran qué quiere Dios de nuestra nación, tendríamos una nación distinta y justa.

– Hay temas muy conflictivos: Pornografía, drogas, aborto, divorcios, abusos de menores…

– (Osuna) Nosotros no levantamos un dedo acusador. Amamos a nuestra nación y queremos decir que hemos observado como todo argentino, distintos modelos que fueron gobiernos en nuestro país, pero ninguno ha logrado solucionar los graves problemas que tiene el país y una de las cuestiones, es el tema de las drogas. Desaprobamos lo que sea el narcotráfico, el consumo, al punto que nuestras congregaciones y nuestras iglesias en todo el país, están atendiendo a esa clase de personas con necesidades. Incluso en Paraná hay un emprendimiento que se llama “Celebrando la recuperación”, que es un programa tendiente a ayudar a las personas que están con esta clase de conflictos o crisis, como son los vicios de cualquier tipo. La Iglesia Evangélica ama a la gente que tiene problemas, pero a los vicios los aborrece, porque son pecados dentro de lo que la Biblia nos enseña. Transgreden los principios bíblicos. Sabemos que la maldad es un hecho que hoy en día se ha multiplicado a límites insospechados. Quién podría pensar hace algunos años sobre el abuso a niños, la pornografía… El propósito de Dios es que ninguno se pierda. Pero es inevitable que muchos se van a perder, porque no quieren escuchar la voz que los alerta, que les dice “pará”, como un semáforo en rojo. No podes seguir avanzando, porque te vas a destruir. Ese es el objetivo de lo que la Biblia llama el enemigo nuestro o adversario de Dios, que es el Diablo, que vino para matar, hurtar y destruir a muchas personas. Tienen que darse cuenta que están en ese proceso de destrucción, de la vida, familia, valores… Pero estamos como iglesia para ayudar. En nuestras iglesias intentamos enseñar todo lo que Jesucristo nos enseña a través de la palabra y tratamos que el hombre se encamine en base a esa enseñanza, de modo que pueda revertir algunos procesos que ya inició, donde comienzan a tener familias sin estar casados, por ejemplo. Procuramos que lo hagan legalmente y bajo la bendición de Dios…

 – ¿Estamos cerca del fin del mundo…?

– (Osuna) No pensamos que el mundo se va a terminar por lo que hace el hombre. El mundo ya está destinado, por la palabra de Dios, a desaparecer. Todos los elementos serán quemados, dice la palabra, no solamente la tierra, sino también los cielos. Así como al principio Dios destruyó al mundo y toda la creación por medio de un diluvio y solamente se salvaron 8 personas, de la misma manera este mundo estará destinado a desaparecer por medio del fuego. ¿Cuándo va a ser eso…? Solo Dios lo sabe. Lo que sí podemos decir nosotros es que no quiere que el hombre se pierda, sino que proceda al arrepentimiento. El hombre hace cosas que están en su corazón: orgullo, soberbia, de querer mostrar la superioridad en los demás, de querer tener autoridad sobre el resto. Pero Dios ya destinó todo esto y toda la palabra profética. Así como vino la primera vez hace 2017 años, así Cristo va a venir nuevamente…

– Hace 30 o 40 años atrás, todavía en las iglesias se predicaba que quien se portaba bien, iba al cielo y el que no, se iba al infierno. Hoy se escucha poco del infierno y el cielo…

– (Osuna) El hombre ha dejado de tener conciencia de Dios y de la santidad de Dios y es porque no tiene conciencia de lo grave que es el pecado. De lo mal que es seguir en un camino que lo va a llevar a una condenación eterna. En la Biblia dice que hay caminos que al hombre le parece derecho, pero su final es un camino de muerte. Aún sabiendo eso, el hombre sin embargo prefiere seguir los designios de su propio corazón y no los de Dios, que son para el bien del hombre. Es cierto que la gente ya no habla tanto del infierno. Ya no tienen ese temor, porque se han naturalizado la maldad, la corrupción, el pecado… Es como una costumbre leer todos los días en los diarios, en las redes, los desastres, perversión, inmoralidad… Hoy estamos acostumbrados al pecado, pero no vamos a poder detener la mano de Dios, que ya está profetizado lo que va a acontecer en los próximos tiempos. Y es lo que estamos viviendo…

– ¿Mermó la cantidad de fieles en las iglesias?

– (Aranda) En las evangélicas, en nuestra zona, vemos una variación y muchos veces tiene que ver las crisis por la que pasa también la sociedad en general. Cuando el ser humano se da cuenta de que las promesas de los políticos no funcionaron, de que tener un estatus económico llega a cierto momento en que se diluye, cuando pierde ciertas esperanzas, se vuelcan más a buscar a Dios. Hay distintos momentos…

– Las iglesias pentecostales han crecido en forma explosiva…

– (Osuna) El crecimiento numérico no habla de la efectividad del Evangelio. Muchas veces el crecimiento es eso, un número y la realidad que le interesa a Dios, es si la iglesia está impactando para que la sociedad vuelva a Dios. Porque muchas veces y esto es una crítica que yo mismo me hago, es que estamos demasiados entretenidos en nuestros propios programas y nos olvidamos de salir a predicar el Evangelio. Nos hemos cerrado mucho en las paredes. Llamamos cristianos a todos los que están dentro de un templo, pero de verdad ¿son cristianos arrepentidos, sus vidas están dando un testimonio de santidad y de fe en Cristo Jesús…?

– ¿Faltan pastores…?

– (Aranda) Faltan, pero sabemos que hay en cada ciudad, grupos interesantes de congregaciones. Igualmente, creemos que hay todavía zonas que necesitan ser cubiertas, pero tenemos que ser honestos que gracias a Dios, hay muchos ministerios. Con esta tarea de APER, hemos estado visitando la zona de Ibicuy, Ceibas y me sorprendí que en las islas, donde para llegar se necesita un viaje de 2 horas en canoa, hay un pastor para llegar a una reunión de fe…

– ¿Qué opinan de los encuentros ecuménicos con católicos?

– (Aranda) Creemos que hay que darle oportunidad a todos y mientras nos atengamos a las reglas de fe del Señor, nosotros no tenemos inconvenientes en relacionarnos, porque estamos muy claros en quienes estamos creyendo. No nos modifica la fe si tengo amistad con un sacerdote que tiene sus creencias e incluso ese vínculo puede sacar algo bueno. No obstante, nosotros respetamos las decisiones de cada uno y su credo y fe. Tenemos la palabra de Dios como regla fundamental, de ahí no nos separamos ni un milímetro.

– ¿Cuáles serán las próximas actividades de APER?

– (Aranda) El anhelo es llegar a conocer la mayor cantidad posible de pastores en la provincia y trabajar juntos. Como comisión directiva nos reunimos todos los meses. La próxima será el 30 de mayo en La Paz. Hacemos la reunión normal de la comisión directiva y a la vez tenemos un tiempo con la pastoral de la ciudad, porque de esa manera estamos incentivando a que se asocien al grupo. A eso lo hicimos en Gualeguay y queremos hacerlo en cada localidad. Aquellos que quieran realizar una consulta, pueden dirigirse telefónicamente al 03446-15533028 ó 154 501638, que van a ser muy bienvenidos y atendidos…

Comments

comments