Avanza repavimentación de la primera etapa de la Ruta 32 y gestionan tramo restante

Publicado el 20 de Mayo de 2017 por

Financiada por la provincia y la Nación, a través de un crédito del Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento (BIRF), continúa la repavimentación de la Ruta N° 32 que en su primera etapa se extiende desde la rotonda de ingreso a María Grande hasta la futura autovía Nº 18, con una inversión oficial que asciende a los $ 130.000.000. En Seguí, en diálogo con El Observador y Canal 6 ERTV, el gobernador Gustavo Bordet comentó que los trabajos “vienen a muy buen ritmo, por lo que esperamos tener la obra terminada para julio o agosto y mientras tanto, estamos haciendo las gestiones para realizar el tramo que nos faltaría”, primero hasta Seguí y luego hasta la rotonda, cerca de Crespo, cuyo tramo se encuentra en muy mal estado.

La semana pasada operarios de la empresa a cargo de la obra trabajaron en la construcción de una alcantarilla en el tramo comprendido entre María Grande y Tabossi. “Es una zona eminentemente productiva y densamente poblada que necesitaba tener una reparación para asegurar la transitabilidad”, destacó la titular de Vialidad Provincial, Alicia Benítez.

La vía de comunicación es muy transitada por el transporte internacional de carga que ingresa por el norte de la provincia, a través de las rutas nacionales N° 12 y N° 127 y se trasladan hacia el puerto de Rosario y otras zonas económicamente activas. Su arreglo es fundamental para potenciar el desarrollo de la economía regional de Paraná Campaña ya que comunica la producción de localidades como Hasenkamp, María Grande, Tabossi, Estación Sosa, Viale, Seguí, Crespo, entre otras.

La obra total contempla la ejecución de un refuerzo del pavimento existente, para la rehabilitación de la calzada en el tramo comprendido entre el kilómetro 39,30 y el kilómetro 60,95 (rotonda de acceso a María Grande), con una longitud total de 21,65 kilómetros.

Previo a la ejecución del refuerzo, consistente en una carpeta de asfalto en un ancho de 7,50 metros y 0,085 metros de espesor, el proyecto prevé el fresado parcial del pavimento existente para corregir ahuellamientos y recomponer el gálibo de la calzada, además del sellado de fisuras y bacheo con mezcla asfáltica.