Por maltrato animal, crespense tendrá que realizar tareas comunitarias durante 90 días

Publicado el 18 de Mayo de 2017 por

La Justicia dispuso que un vecino de Crespo tendrá que realizar trabajos comunitarios durante 90 días, luego de maltratar a un perro, el que finalmente murió, en un hecho ocurrido a fines del año pasado. Al respecto, el titular del Área de Salud Animal del municipio, Dr. Javier Malavassi, en diálogo con Canal 6 ERTV explicó que es una sentencia con pocos antecedentes en la provincia “y a nivel regional, es la primera vez que se da”.

El funcionario recordó que “el perro estaba en malas condiciones de salud y era mal atendido por su propietario, quien para deshacerse del mismo, lo arrastró en moto durante varias cuadras, hecho que fue visto por vecinos del lugar. Finalmente lo dejó atado, para abandonarlo. A través de una protectora animal que colaboró, intentamos el rescate y salvarlo, pero al día siguiente, el perro murió. Dado este semejante caso, se hizo la denuncia penal y el viernes pasado, se concretó la audiencia conciliatoria. En ese marco, el imputado reconoció el hecho y la voluntad de subsanar moralmente el daño”, con lo cual la Justicia le impuso una pena de 3 meses de trabajos comunitarios, “en este caso será cuidando y limpiando a los animales que están a cargo el municipio, además de cumplir con un curso de tenencia responsable”.

Cabe acotar que la Ley 14.346, que castiga el maltrato y los actos de crueldad contra animales en Argentina, fue aprobada a fines de 1954. A nivel nacional, diferentes instituciones defensoras de los derechos animales, vienen impulsando una actualización o reforma de dicha normativa, que por ahora, reprime con prisión de 15 días a un año al que maltrate animales o los someta a actos de crueldad, aunque sostienen que “nadie fue a la cárcel por ese motivo”.

El “maltrato” abarca no dar alimentos suficientes, azuzar con instrumentos que provoquen castigo y dolor, hacer trabajar en exceso o cuando el animal no se encuentre en buen estado físico, estimularlo con drogas sin fines terapéuticos y usarlos para el tiro de vehículos que los excedan en fuerzas.