R. del Tala: Maslein desmintió maltratos en la Escuela de Suboficiales

Publicado el 15 de Mayo de 2017 por

Verónica Zapata, oriunda de Concordia, decidió abandonar su carrera en la Escuela de Suboficiales “Gral. Francisco Ramírez” de esta ciudad. Aparentemente la medida la tomó luego de “haber sido sometida dos semanas a una extenuante y dura instrucción en la cual prácticamente la hacían correr todo el día”, según comentó a El Sol su madre Eva Ríos.

Ésta sostuvo que no reciben una buena educación y realizó una presentación ante la Fiscalía denunciando maltrato psicológico. “Mi hija entró hace 15 días con muchas ilusiones, con ganas de seguir la carrera de Policía, pero lamentablemente fue maltratada, basureada. Eso corresponde a la época de la dictadura y si quieren formar policías de bien lo deben hacer de otra manera”, precisó.

Consideró que lo ocurrido fue “una falta de respeto a la mujer. A ella le hacen una instrucción muy dura, la maltratan psicológicamente. La levantan a las 6 de la mañana, salen a correr, vuelven, desayunan y otra vez a correr. Antes del mediodía se duchaban y cuando terminaban de comer, otra vez ejercicios. Nunca una buena instrucción. Vino el fin de semana con las uñas de dos dedos infectadas, le dieron antibióticos en el Hospital ‘Masvernat’ de Concordia, y se volvió a ir porque quería seguir, pero, lamentablemente, el lunes se vino porque así no puede seguir”.

La respuesta: Gustavo Maslein, jefe de la Policía de Entre Ríos, aseguró que no existen tales maltratos. El funcionario desmintió la denuncia radicada por una joven aspirante a agente, que pidió la baja y radicó una demanda en Fiscalía de su localidad por supuestas exigencias desmedidas en el entrenamiento de la institución.

“Actualmente en esa escuela hay 40 mujeres, que acceden previos exámenes, con el objeto de que sean operadoras en Concordia, Gualeguaychú y Concepción del Uruguay. Para todas tenemos un régimen especial, tanto en lo físico como en lo psicológico” destacó Maslein.

“Sabemos que pidió la baja y que radicó una demanda en la Fiscalía. Yo puedo garantizar que no existen malos tratos. Lo que sí existe es un programa de enseñanza, aprobado incluso por el CGE y usado hace años en la institución, que es para la formación de agentes”, continuó. Luego, pese a negar una posible situación irregular, Maslein remarcó que están dadas las directivas para que se realice una investigación administrativa: “Estamos trabajando para aclarar la situación. No tengo sospechas, al contrario, pero queremos investigar lo que pasó“.