Preocupa un juego siniestro que induciría a jóvenes a suicidarse

0
3

El denominado “Blue Whale” (“Ballena Azul”), es un peligroso juego que circula en las redes sociales, que tiene su origen en Rusia, donde meses atrás, se produjo una masiva ola de suicidios adolescentes que el mismo habría provocado. Todos los reportes de las muertes estaban vinculados de algún modo con una red social, creándose grupos anónimos a los que se unían decenas de jóvenes para participar. El nombre provendría de la decisión que toman esos gigantescos animales de encallar en las playas para morir. Los niños y adolescentes son “invitados” a superar una prueba diaria durante 50 días. Para ello existen los llamados “tutores en línea”, que utilizan perfiles falsos y reparten mensajes con los determinados desafíos por medio de las redes sociales Algunos “desafíos” obligan a los chicos a despertarse de madrugada a mirar videos de terror, cortarse el brazo con una navaja o acercarse al borde de un precipicio. La última demostración que deben hacer consiste en suicidarse, por ejemplo, al saltar desde un balcón.

Esta semana se conoció que un joven de 14 años, oriundo de San Juan, se encuentra en terapia intensiva luego de intentar hacer una de las pruebas requeridas por este desafío, por lo que la Justicia secuestró su notebook y celular. En La Plata en tanto, confirmaron la investigación de un caso de una chica de 12 años, que se autoflageló, acción que también estaría relacionada con este juego.

La psicopedagoga y directora de la ONG “Libres de Bullyng”, María Zysman, dijo en diálogo con Jésica Roth en “Diario 6” (Canal 6 ERTV), que “esto es preocupante, en el sentido que son juegos que afectan y que buscan utilizar y aprovecharse de la vulnerabilidad de muchos chicos. Un joven que no esté bien, que se siente con algunos problemas, que está angustiado o que está solo, se puede ver afectado. Le proponen ir sorteando retos, se especula con eso de que superarlos, le va a dar un prestigio, pero lo van dañando físicamente y el último reto, termina de manera trágica. Es un juego que aparece de manera escondida, no es que uno como padre puede entrar y verlo, sino que se contactan de manera secreta y no quedan rastros”

– ¿Qué beneficios tiene este juego o cuáles son los fines…?

– No se termina de entender qué es lo que moviliza a un adulto a promover un juego macabro, perverso y siniestro. Lo desconozco y me parece que debe haber algo muy fuerte detrás, para captar a los chicos. Lo que sabemos, es que realmente es peligroso. La tecnología es maravillosa, nos permite estar conectados, porque uno establece vínculos, pero también hay grandes peligros, que son el contacto que los chicos pueden establecer con desconocidos y el daño que le pueden hacer. Hasta hace unos años, los dispositivos que se utilizaban para esto, eran las computadoras, hoy los teléfonos móviles, tienen agregados que les permite contactarse en cualquier lugar y hora, por lo que es difícil agarrarle un teléfono a un chico para controlarlo, porque eso tiene que ver con su mundo, con sus vínculos. Por lo tanto, como adultos, debemos encontrar un lugar para acompañarlos y estar disponibles para todo este tipo de cosas que puedan surgir.

 

Buscan contrarrestarlo

 

En Brasil, uno de los países acechados por el desafío que incita a suicidarse, surgió el antídoto para contrarrestar su peligroso efecto expansivo: “La ballena rosa”. El dispositivo fue creado por un diseñador gráfico y un publicista, que consiste también en 50 pruebas, aunque su propósito es bien distinto. Sus desafíos, en vez de dañar, buscan que los participantes rescaten el lado positivo de la vida, que ayuden a quienes lo necesitan, que se comuniquen con sus familiares y que “identifiquen al vaso medio lleno”.