Seguí: La Escuela Técnica alcanzó sus 30 años “cultivando saberes”

0
4

El 27 de abril se cumplieron 30 años de vida institucional de la Escuela de Educación Técnica N° 68 “Prof. Facundo Arce”.  Institución señera de la formación técnico profesional que ha consolidado su identidad sobre el trípode Educación-Trabajo-Producción.

Sus primeras semillas se sembraron en 1985 y 1986 cuando un grupo de vecinos intranquilos porque sus hijos debían emigrar en busca de una formación técnica, acercaron al por entonces intendente Romaín Ciarrocca la inquietud y lo convencieron que era necesario en la localidad una oferta educativa de este tipo.

A principios de 1987 el Consejo General de Educación ya tenía el pedido de los ciudadanos y de la municipalidad para la creación de una escuela técnica. En la propuesta se hizo saber que además el municipio ponía a disposición el  viejo edificio “Noryal”. En marzo de ese año se formaliza una “Comisión Pro-Escuela Técnica” que oficializa los trámites para una idea que iba germinando y comenzaba a madurar.

El 10 de marzo de 1987, por decreto Nº 991 del gobernador Sergio Montiel, se crea la Escuela de Educación Técnica Nº 13, primera secundaria pública de Seguí.  En el mencionado decreto se dispone aplicar el Plan de Estudios del Ciclo Básico del Conet (Dcto. 1574/65). El 2 de abril de ese año se designa directora organizadora a la Prof. Juana Espinosa de Puntín con la difícil y comprometida tarea de poner en marcha la incipiente institución.

El 27 de abril de 1987 el sueño de muchos se pone en marcha, se inicia el primer ciclo lectivo de la Escuela Provincial de Educación Técnica (EPET) Nº 13.

El nombre: Para la imposición del nombre la Dirección y la Comisión Municipal de Cultura, convocan a un concurso púbico entre los vecinos que contó con una importante participación. Un jurado compuesto por personalidades de la localidad eligió el nombre “Facundo A. Arce” presentado bajo el Seudónimo “Tin”. El mismo correspondía al concursante Martín Vergara Nani de la localidad  de Seguí y en su fundamento expresaba: “Facundo Antonio Arce, entrerriano fervoroso, estuvo toda su vida al servicio cultural de la comunidad, gran investigador histórico, celoso de la guarda de los bienes adquiridos en el Museo Histórico de E.R. “Martiniano Leguizamón”, educador ejemplar pues la docencia la destilaba su piel, propulsor, junto a otros entrerrianos de la Universidad Nacional de Entre Ríos”.