Exploran en Entre Ríos, el uso del grano de arveja en la nutrición animal

Publicado el 30 de Abril de 2017 por

Con el objetivo de evaluar el grano de arveja en alimentación animal y aunando los esfuerzos del INTA con Grupos CREA de la zona, se planteó la idea de llevar adelante 2 ensayos de dietas que contengan hasta un 40% de arveja, para observar el comportamiento en cría intensiva de cerdos y en vacunos de engorde. Los participantes del proyecto son productores CREA de 2 grupos existentes en el Departamento Victoria y el INTA a través de la Agencia de Extensión Rural de Victoria y las Estaciones Experimentales Agropecuarias Concepción del Uruguay y Pergamino (Buenos Aires).

La planificación se acordó en una reunión de la que participaron Raúl Brassesco y Maximiliano Vallejos (AER Victoria), Andrea Pasinato y Gabriel Sevilla (EEA Concepción del Uruguay), con la participación de Jorge Brunori (EEA Marcos Juárez) y María Suarez del Cerro (EEA Pergamino).

El Ing. Brassesco, responsable de la Agencia de Extensión Rural del INTA Victoria comentó que “en términos generales, existen diferentes formas de expandir el área de cultivos alternativos o poco conocidos. Una de ellas es mejorando los mercados, haciéndolos más transparentes, estabilizándose el funcionamiento de los mismos a medida que se agregan canales formales de comercialización. Esto se logra cuando aumenta la demanda del producto por crecimiento de los mercados interno y externo. Otras alternativas son el mejoramiento genético para áreas agroecológicas específicas, un manejo apropiado y el aspecto que nos interesa en este caso, el uso de los granos para alimentación animal. Al momento de la cosecha, el productor podrá comercializarlo directamente de acuerdo al precio del grano o utilizarlo en su propia producción pecuaria. Con esta última opción, puede agregar valor, disminuir sus riesgos diversificando su producción y liberar para la venta parte del maíz y la soja utilizados en las dietas animales”.

El profesional explicó que “siguiendo las directrices de la acción del Plan Estratégico Institucional del INTA 2015-2030 y pensando en el agregado de valor en origen y la diversificación, el cultivo de arveja ha avanzado en los últimos años como alternativa de diversificar la producción agrícola”.

La arveja, es una leguminosa de ciclo invernal muy corto (se siembra en julio y se cosecha a fines de octubre, principio de noviembre) que resultó de interés en Entre Ríos hace algunas campañas atrás, cuando el trigo empezó a tener problemas de comercialización, que llevaron incluso a no sembrarlo.

Entre las ventajas agronómicas de la arveja pueden destacarse la rápida desocupación del lote, incorporación simbiótica de niveles importantes de nitrógeno y capacidad de crecer con bajo consumo de agua. Esta última característica hace que la rotación arveja – maíz tardío (de segunda) sea la combinación de cultivos más eficiente en la relación kg. de granos producidos/agua utilizada, estimado en el caso de la arveja en alrededor de 100 mm. menos que el trigo, que es el cultivo que tiene un ciclo similar.

Brassesco destacó que “en cuanto al agregado de valor ya comentado, la posibilidad de transformar el grano de arveja en productos pecuarios (carne y leche bovina, y carne aviar y de cerdos) en lugar de vender directamente los granos cosechados, es fundamental a la hora de planificar explotaciones más sustentables y con menor riesgo de precios fluctuantes. Las características de la arveja, a diferencia de los demás granos utilizados en alimentación animal, es que tiene muy baja cantidad de factores anti nutricionales, elevados niveles de proteína (18% al 22%) y Lisina, aunque es baja en Metionina. A priori, su utilización permitiría contar con una ración proteica-energética muy eficiente según destaca la bibliografía internacional, para pequeños productores agrícolo-ganaderos de zonas de costa e isla”.

La siembra de pequeñas superficies en tierra no insular, “los capacitaría para afrontar mejores situaciones de emergencia hídrica, como las inundaciones y repuntes anuales que vienen ocurriendo en el Delta del Río Paraná en los últimos años” destacó.

Hasta el momento, el ensayo de cerdos se está diseñando entre los profesionales de la AER Victoria, la EEA Pergamino y el Ing. Cerini, propietario del establecimiento El Hinojo. El mismo es un criadero intensivo de 600 madres, que pone a disposición de la experiencia, las instalaciones, el personal, el grano de arveja de producción propia y la infraestructura necesaria para llevar a cabo el ensayo.

Con respecto a los vacunos, debido a la complejidad del mismo, se coincidió entre todos los presentes en la reunión de planificación mencionada, sobre la imposibilidad de realizarlo en el establecimiento del productor. Se concluyó que la alternativa excluyente sería la realización de la experiencia en la EEA Concepción del Uruguay, ya que al tratarse de la unidad especializada en alimentación de rumiantes en el Centro Regional Entre Ríos del INTA, cuenta con el plantel de hacienda, la producción de granos, las instalaciones y el personal capacitado para llevarlo adelante. En tal sentido, los propietarios del establecimiento El Progreso (Máximo y Juan Bautista Mercier) perteneciente al CREA Montoya, en el mismo distrito, se comprometieron a transportar a la EEA C. del Uruguay el grano de arveja de producción propia.

Para finalizar, Brassesco expresó que “es importante destacar en este caso, como en el anterior, que la demanda territorial y las estrategias diseñadas desde el INTA se encuentran en un punto medio de equilibrio, lo que permite articular tanto con parte de los actores territoriales como con los especialistas de nuestras estaciones experimentales agropecuarias”.