Cobos: “En los delitos aberrantes, se debe cumplir la totalidad de la pena”

0
2

El Senado Nacional aprobó este miércoles, con cambios, la reforma de la Ley 24.660 de Ejecución de la Pena Privativa de Libertad que contempla limitar las salidas anticipadas a condenados por delitos violentos. El senador radical Julio Cobos, insistió en que es necesario que “las penas se cumplan y que una vez cumplida la condena, suceda la reinserción social” y remarcó que “a medida que el delito es más grave, aumenta la probabilidad de que el que salió con libertad condicional vuelva a delinquir. Queremos que los delitos aberrantes sean sancionados con una prisión efectiva cumpliendo la totalidad de la pena”.

La mencionada ley indica en el artículo 56 bis que “no podrán otorgarse los beneficios comprendidos en el período de prueba a los condenados por delitos como homicidio agravado; contra la integridad sexual seguidos de muerte; privación ilegal de la libertad coactiva, si se causare intencionalmente la muerte de la persona ofendida; homicidio en ocasión de robo y secuestro extorsivo seguido de muerte intencional, entre otros.

Cobos, en diálogo con la periodista Jésica Roth en Diario 6 de Canal 6 ERTV de Crespo, expresó que quedan vedadas las salidas transitorias y “se debe cumplir la totalidad de la condena y de alguna manera (el condenado) someterse al tratamiento, porque algún día logrará la libertad definitiva y lo que queremos es que salga de la mejor manera. Porque hoy por hoy, los índices de reincidencia son verdaderamente altos cuando se otorgan algunos de estos beneficios”. Reconoció que “ha aumentado el delito, sobre todo el vinculado a la integridad sexual y las estadísticas muestran que en los casos de violaciones, la reincidencia es prácticamente del 100%. El que comete ese delito, pasa algo por su cabeza que no está dentro de la normalidad de cualquier ciudadano”.

Cobos se refirió a las “pulseras electrónicas” y remarcó que estos sistemas, “no deben reemplazar a la condena efectiva. En nuestro país nos acostumbramos a que las excepciones se transformen en generalidades. Por el delito más aberrante, son 35 años y a la mitad ya se puede salir por estos beneficios. La única condena eterna de por vida, es para la víctima y los familiares de la misma, que cargan toda la vida con el dolor de la pérdida de un ser querido. La pulsera electrónica servirá solamente en algunos casos. Pero no para reemplazar la condena efectiva que tiene que pagar el hombre que cometió un delito”.

– Se aprobó con modificaciones y ahora vuelve a Diputados…

– En el Senado se aprobó con gran consenso. Si en Diputados se quiere insistir con la ley anterior (sin las modificaciones del Senado), lo tiene que hacer con más de 2 tercios y si acepta estos cambios, es un proceso formal y es cuestión de días, que convoque el presidente de la Cámara o pida una sesión especial para que se dé urgente tratamiento a este tema.