Escuela “Pedro Goyena” de Hasenkamp: 108 años al servicio de la comunidad

0
5

Con varios proyectos en marcha, la comunidad educativa de la Escuela Nº 71 “Pedro Goyena” de Hasenkamp, celebrará este 28 de abril el 108º aniversario de su creación, recordando a aquellos precursores que dieron origen a la institución y a las diferentes personas que a lo largo de estos años han sido partícipes necesarios para el crecimiento y desarrollo de la misma.

La entidad comenzó a funcionar en un precario lugar, con paredes sin revocar y techos de paja el 28 de abril de 1909 y el español Francisco Agüera Porra, fue su primer director y maestro. En 1927 se inició la construcción del nuevo edificio, que incluyó 4 aulas y otras dependencias, el que fue habilitado a fines de ese mismo año y en ese momento, la matrícula superaba los 240 alumnos y trabajaban 6 docentes. El Nº 71 se le impuso en 1920, mientras que su nombre, dada una resolución emanada del Consejo General de Educación, lo lleva desde 1947, en homenaje a Pedro Goyena, abogado, escritor y político argentino, quien en la segunda parte del siglo XIX, fue uno de los principales representantes del pensamiento católico de ese período en el país.

En cuanto al presente institucional, la directora suplente en el cargo, Marcela Castro, habló con El Observador y comentó que “comenzamos un Ciclo Lectivo atípico y particular, ya que paralelamente se está llevando a cabo la obra de ampliación del edificio, con una refacción total, lo que nos puso en alerta para acondicionar los espacios y que las clases se puedan dictar con total normalidad. Estamos en el ala derecha, bien preparada e incluso desde la empresa que lleva a cabo los trabajos, nos sectorizaron los lugares donde trabajan los obreros y una vez instalados convocamos a los padres para que observen los sitios donde sus hijos comparten las actividades, que son cómodas y seguras. También tuvimos que convivir con las medidas de fuerza del personal docente, donde algunos maestros hicieron paro y además con los cambios que hubo en el equipo de tareas del establecimiento, lo que no impidió que sigamos trabajando con el mismo esfuerzo y dedicación y brindar el servicio educativo a los 325 alumnos de ambos turnos, las más de 40 personas que conformamos el grupo de la escuela”.

A su vez, la directiva señaló que “estamos implementando diferentes programas educativos, entre ellos contamos con el Centro de Actividades Infantiles y talleres de apoyo áulico, recreativos y de expresión y en la parte pedagógica trabajamos con propuestas integradoras. Además los alumnos participan en diferentes certámenes y jornadas, tanto a nivel local como regional junto a sus pares de otros establecimientos, lo que permite lograr una muy buena relación entre ellos”.

Haciendo referencia al nuevo cumpleaños de la institución, Castro mencionó que “las docentes vienen realizando desde la semana pasada un rescate histórico de nuestra escuela, donde los chicos y las familias participan de distintas tareas, entre ellas se organizaron cuestionarios, se confeccionaron afiches, disfrutaron de la proyección de videos que mostraban el paso del tiempo del establecimiento y compartiremos el acto protocolar, una forma de acercar a la comunidad educativa, a otras instituciones y a los habitantes del pueblo a que conozcan la importancia de la fundación de esta entidad”.

En cuanto al orden disciplinario, la directora indicó que “vamos desarrollando distintas propuestas con trabajos de consultas con los alumnos y las familias, con tareas áulicas para que los chicos conozcan las normas de convivencia y aceptamos sugerencias de los padres. Lo que se propone es justamente que no sean cuestiones represivas sino de construcción a través de la paz, del diálogo, de toma de conciencia de lo que está bien, de lo que se puede hacer y de lo que no y una vez que se llegan a concretar los acuerdos, debemos ponerlos en práctica”.

Para finalizar, la docente expresó un mensaje, señalando que “con la institución tengo un gran compromiso, porque fue mi escuela y hay un cariño muy profundo. La Escuela Nº 71, ha calado hondo en muchos corazones del pueblo y fue y sigue siendo la única entidad primaria pública, por donde han pasado muchas generaciones. Es gratificante el saber que los papás y la comunidad nos están apoyando y que continúan confiando en la institución, la que está abierta a las sugerencias y al trabajo conjunto, lo que conlleva a un compromiso mayor para brindarnos y ofrecer a nuestros alumnos las posibilidades y oportunidades que necesitan para desenvolverse en su vida diaria”.