Libertador: Autoridades de la Dirección de Hidráulica respondieron consultas de vecinos

Publicado el 24 de Abril de 2017 por

En el Salón Circular tuvo lugar una reunión informativa entre vecinos, autoridades municipales y miembros de la Dirección de Hidráulica de la provincia. El principal objetivo fue responder preguntas y aclarar dudas respecto de la obra que se está llevando a cabo en barrio Camarero Este.

Por parte de Hidráulica estuvieron presentes el subdirector Luis Giorello, el jefe departamental de Construcciones Ricardo Soliard, y el técnico proyectista Gastón Saavedra. Mientras que por el gobierno local, asistieron el intendente Raúl Casali, el vice Sebastián Rodríguez, el secretario de Gobierno Darío Heidenreich, el director de Obras y Servicios Públicos Martín Corvalán y los 9 concejales de la localidad.

Al finalizar la reunión, Giorello expresó: “Creo que todo contacto con los vecinos siempre es favorable. Lo que le hemos pedido a la gente del barrio es que tenga paciencia, porque hasta que no esté completa la obra el sistema no funcionará. Hay que esperar la terminación del trabajo, que tiene un plazo estimado de 300 días. Al final, el vecino podrá ver que el proyecto fue diseñado para resolver toda la problemática”.

Respecto a la obra, el profesional indicó cómo trabajará el sistema que están instalando: “Lo fundamental es que el barrio no se va a anegar, porque lo que proporciona el sistema es el manejo del agua de lluvia. Por un lado se captará lo que viene de la parte norte, a través de dos alcantarillas que ingresarían directamente al sistema. Y por otro, todo lo que es el agua que cae en el barrio, será tomada por la cámara de captación, que la irá introduciendo al sistema”.

Acerca del interrogante planteado por varios vecinos en relación al tamaño de las cañerías, el ingeniero aclaró: “Normalmente el que no conoce de la problemática hace comparaciones directas entre las alcantarillas existentes con la cañería del sistema proyectado. Lo que nosotros quisiéramos aclarar es que, teniendo en cuenta el caudal que se va a transportar y la topografía del lugar, podemos darle mayor pendiente al conducto. Esta acción está directamente asociada con una reducción de los diámetros de la cañería. Los vecinos quizás observan que los diámetros de nuestras cañerías son menores comparados con las alcantarillas, pero justamente tenemos esa modificación porque entre ambas zonas hay una diferencia aproximada que varía entre 4 y 5 metros. Eso nos permite darle mayor pendiente al conducto, aumenta las velocidades y el diámetro pasa a ser menor y transporta el mismo caudal”.