Pascual Passarella visitó la sede de la Asociación de Básquet Femenino

0
0

El histórico dirigente del básquet de Paraná, Pascual Passarella, visitó la semana pasada las instalaciones de la Asociación Paranaense de Básquet Femenino (APBF) y se reunió con directivos de la entidad para conversar acerca de los proyectos y lineamientos de trabajo de la APBF, además de ofrecer su apoyo y compromiso de cooperación con básquet femenino de la región.

“Nos satisface recibir en nuestra casa a uno de los máximos representantes de la dirigencia del básquet de Paraná en los últimos tiempos. Pascual es un hombre de básquet; son muchos años que nos conocemos y es muy bueno que podamos sentarnos en la misma mesa a profundizar sobre el futuro de nuestro deporte”, expresó el máximo dirigente de la APBF, Arnoldo Abasto.

Durante la reunión, Passarella, que tuvo sus comienzos en la dirigencia del básquet como parte de extinta FFBRA (Federación Femenina de Básquetbol de la República Argentina) a fines de los ´70, comentó a los presentes como fue su recorrido por la disciplina en distintas funciones (entrenador y dirigente) en el Club Ciclista Paraná, con el cual participó décadas atrás de la Liga Nacional con otros dos representativos de la ciudad como Palermo y Echagüe. Además explicó cuestiones relacionadas con el manejo y el funcionamiento de la antigua Asociación.

Cabe recordar que el oriundo de Concordia, en su vasta trayectoria como directivo fue presidente de la Asociación de Paraná masculina durante dos períodos (2009-2012). Sin dudas, Passarella es una voz autorizada para involucrarse y dar su punto de vista respecto de la actualidad del básquetbol provincial. En ese marco no ocultó su disgusto por el conflicto entre la Asociación Paranaense (APB) y la Federación de Básquet de Entre Ríos.

“Realmente me causa mucha tristeza la situación del básquet de Paraná por los clubes y por los chicos. Creo que la única solución para este problema es el diálogo pero si cada una de las partes no trata de arrimarse va a ser difícil. Esto no se arregla confrontando. Considero que está equivocada la decisión de la APB, y los mismos clubes, así como le dieron el respaldo a esta Comisión, tendrían que ser los que medien con la Federación para zanjar las diferencias. Más allá del apoyo que se le puede tener a un presidente cuando hay cuestiones que perjudican a la Asociación, deberían intervenir”, expresó.

Seguidamente continuó: “Desde que arrancó está Comisión Directiva en la APB los vi con la política de ‘agarrar’ la Federación. Así como llegaron por la vía democrática a hacerse cargo de la Asociación, deberían haber hecho lo mismo con la FBER, no a cualquier costo. Yo fui a elecciones para ser presidente de la FBER y perdí; éramos Paraná y Uruguay juntos, pero esa es la forma a través de una votación. Más allá de algún entredicho, es el día de hoy que tengo excelente relación y me hablo por teléfono con Carlos Álvarez porque reconozco todo lo que ha logrado y el crecimiento del básquet de la provincia”.

Por último, Pascual Passarella destacó la tarea realizada en los últimos años por la APBF y los clubes como promotores de la disciplina en el ámbito femenino, además de la posibilidad de ampliar los horizontes para fomentar nuevos espacios competitivos donde desarrollar jugadoras pensando en el futuro.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here