Histórica participación de Maciá en la Asociación Paranaense de Básquet

Publicado el 20 de Abril de 2017 por

Por primera vez en su historia deportiva, la Escuela Municipal de Maciá formará parte de la temporada 2017 de la Asociación Paranaense de Básquet Femenino (APBF), con las categorías formativas U13, U15 y U17, cuyas jugadoras compartirán un nuevo desafío en esta etapa de competencia.

Al respecto, el profesor Sergio Fernández, a cargo de la disciplina y también jugador de Primera División de la Agrupación Deportiva Estudiantil de Villaguay (ADEV) que milita en la Liga Provincial de Mayores, expresó su satisfacción por la propuesta que tiene una gran significancia tanto para las chicas, como para el crecimiento del deporte macianse.

En cuanto a la labor que vienen desarrollando, Fernández indicó que “el trabajo de Deportes por parte del municipio es muy bueno, ya que no solo el básquet es deporte social sino que también lo son el hockey, el tenis y el vóleibol, donde todas las disciplinas tienen sus escuelas y sus profesores, en las que los chicos no pagan ninguna cuota, mientras que para los viajes alrededor de la provincia se les solicita un aporte mínimo. La verdad que trabajan muy bien en ese aspecto y hay una excelente contención e integración para los chicos”. Y sobre el crecimiento de la disciplina, comentó que “hasta hace algún tiempo la municipalidad no tenía muy desarrollado el básquet, era muy básico dado que no se hacía foco en los fundamentos y muy poco de cuestiones técnicas. Y durante estos años hemos apuntado a mejorar esos aspectos y tratar de tener competencia, por ellos nos interesó siempre sumarnos a la Asociación Femenina de Paraná y formar parte de un torneo que podamos apuntar a crecer. Hoy tenemos casi 40 chicas que integran las formativas de Maciá y creemos que tienen un nivel aceptable para medirse con equipos de Paraná y la región”.

Haciendo referencia a lo que significa para la comunidad deportiva la posibilidad de participar del torneo de la APBF “Carlos Maidana”, remarcó que “es algo asombroso y tanto los directivos, como los que integramos el cuerpo técnico y las chicas, estamos muy contentos porque nunca pensamos tener esta oportunidad. Es mucho lo que se espera en esta comunidad y una gran oportunidad para las chicas de entrenar con un seleccionado y tener contacto con otras jugadoras que aman el básquet como ellas, así que desde ya hay muchas expectativas. Ellas también están un poco ansiosas porque saben que se van a enfrentar con chicas que entrenan en un club, que es diferente a lo que sucede en un municipio o en una escuela, que hay diferencia en las horas de práctica de cada uno de ellos. Igualmente ellas están felices porque saben que van a jugar a otro nivel que es lo que todos quieren y son conscientes que van a tener que esforzarse al máximo para mejorar en las pocas horas que tenemos de entrenamiento para tratar de estar lo mejor posible y acorde a las circunstancias del certamen”.