Acquaroli: “Para la agroindustria se abre un horizonte muy propicio para inversiones”

Publicado el 9 de Abril de 2017 por

ACA Bio es un emprendimiento de la Asociación de Cooperativas Argentinas y 63 instituciones del sector, de Entre Ríos, Santa Fe, Buenos Aires, La Pampa y Córdoba. Se trata de una destilería de maíz, situada en Villa María, de la última provincia mencionada, que desde hace 3 años convierte el cereal en etanol para biocombustible, “burlanda” para alimentación animal y dióxido de carbono para bebidas carbonatadas.

El ingeniero químico Santiago Acquaroli, gerente de la fábrica, en diálogo con Canal 6 ERTV, comentó acerca de este establecimiento, considerado el emprendimiento industrial más grande de la historia de ACA, que demandó una inversión cercana a los U$S 150.000.000. El directivo recordó que “esta planta arrancó en febrero de 2014, en el marco de un proyecto que llevó una evolución de 2 años de construcción, donde trabajaron 650 personas. Actualmente molemos 1.100 toneladas de maíz y producimos 450.000 litros de etanol, a su vez hacemos productos de alimentación animal, que es lo que queda de la fibra y proteína del maíz y asimismo, recuperamos el dióxido de carbono”.

– ¿Es maíz logrado por productores que acopian en las cooperativas adheridas?

– Compramos el maíz al sistema cooperativo. En realidad ACA Bio pertenece a 63 cooperativas, más ACA, lo que incluye a más de 10.000 productores. Hoy estamos en promedio, en un 85% de capacidad de la planta y pensamos que irá aumentando con el crecimiento del parque automotor y con el uso del etanol, tenemos muy buenas expectativas. Hoy las naftas del país, sean premiun, super o estándar, tienen un 12% de corte (de este producto) y creemos que va a aumentar e inclusive hay algunos indicios que el gobierno puede introducir otro combustible, que ya algo similar sucede en Brasil. Hay muchos actores en las mesas, están las refinerías petroleras, hay distintos departamentos del gobierno, no solamente Energía, Producción, Medio Ambiente, todos trabajando para hacer crecer los biocombustibles.

– ¿Tienen la idea de replicarlo en otros lugares?

– ACA siempre está viendo qué otras alternativas posibles existen. Hay nuevos emprendimientos industriales, en Cañada de Gómez está pronto a iniciarse una planta de recupero de plástico, con un gran impacto a favor del ambiente, ya que es un producto que se usa para el silo bolsa. Hay una planta en General Pico, que arrancó a fines de 2014, donde se van a recuperar unas 7.000 toneladas de plástico. – En cuanto al maíz, ¿hay capacidad productiva para abastecer el mercado internacional, el interno y los biocombustibles…?

– Hoy Argentina está en 1.200.000 toneladas. Nada impide pensar que va a alcanzar las 40 millones de toneladas de maíz y quizás lo supere. Hay un camino para crecer en esta producción. Sumando hectáreas, más tecnologías, consumos e infraestructura, se abre para la agroindustria nacional un horizonte muy propicio para inversiones.

– ¿Solamente se piensa en maíz o en algún otro producto que pueda brindar el mismo servicio?

– En cuanto a cereales, el maíz solamente permite la obtención del etanol, sino también alimentos de nutrición animal. Hay proyectos en carpeta que estamos estudiando, para agregar valor al trigo. Hay posibilidad de sumar sorgo y otros proyectos para darle valor agregado a la soja, con posibilidad de una planta de aceite. La reinversión de ACA en el país es fuerte y va a seguir de esa manera…