R. del Tala: Los chicos de básquet ven su sueño desmoronado por el paro del 6 de abril

Publicado el 4 de Abril de 2017 por

La categoría U13 de Sportivo Peñrol de Rosario del Tala, iba a cumplir el sueño de competir en Europa pero el paro desmorona la ilusión: desesperado pedido de ayuda.

La comunidad entrerriana de Rosario del Tala pide ayuda con desesperación. El pueblo, de apenas 14 mil habitantes, siente que se escurre entre sus manos una oportunidad histórica, la que tiene un equipo de básquet de chicos de 13 años que en diciembre pasado fueron invitados a participar de un torneo internacional a disputarse en Barcelona, al que iban a asistir luego de meses de esfuerzo para recaudar fondos en pos de cumplir un sueño que por el paro nacional del próximo jueves está a punto de desmoronarse.

Desde diciembre de 2016, cuando el club recibió la inesperada invitación al Global Basket Experience a disputarse del 8 al 13 de abril en Lloret del Mar, Barcelona, todo Rosario del Tala se unió en acciones para conseguir los fondos necesarios para viajar. Entre rifas, donaciones de comercios y particulares, cenas y hasta créditos personales pedidos por algunas familias, recaudaron 500 mil pesos, una suma altísima para la comunidad.

El esfuerzo contrarreloj tuvo su rédito y todo estaba listo para el embarco pero todos quedaron en shock cuando fueron avisados de que el vuelo de Air Europa que habían contratado para partir el próximo 6 de abril fue cancelado como consecuencia del paro nacional convocado por la CGT.

La compañía aérea reprogramó el vuelo para el 9 de abril con llegada a Barcelona el 10 pero el equipo está citado para jugar el sábado 8, día en que los chicos de Rosario del Tala deben debutar ante un representativo de Lituania. “Estamos haciendo llamados adonde podemos. Me comuniqué con el gerente de reprogramación de vuelos y le pedí ayuda, le rogué, le pedí por favor pero ellos dicen que el problema los excede, que el conflicto es de Argentina”, explicó a Infobae Marcelo Troiano, padre de uno de los chicos que aún espera poder viajar.

“Necesitamos que nos escuchen, aspiramos a que alguna autoridad nacional nos pueda destrabar esta situación, hicimos mucho esfuerzo para esto, necesitamos que los chicos dejen de llorar y vuelvan a sonreír”, agregó Troiano.

El padre enfatiza que la expectativa es absoluta en la comunidad desde diciembre de 2016, cuando llegó el inesperado llamado desde Barcelona que sorprendió a todo el pueblo de la provincia de Entre Ríos. Ese año los chicos se habían consagrado campeones locales, regionales e incluso disputaron la final del Campeonato Argentino en Bahía Blanca. Tales antecedentes fueron tenidos en cuenta por la organización del evento a disputarse en Lloret del Mar que contará con 106 equipos de 22 países.

Los padres que encabezan el reclamo y la búsqueda de una solución se comunicaron con los representantes del torneo europeo y les trasladaron su preocupación: “Ellos nos piden que tratemos de volar por otro medio pero uno les explica que lo nuestro es todo a pulmón. Existen otras opciones para llegar si salimos mañana o el viernes pero está lejos de nuestras posibilidades económicas. Todo lo que habíamos juntado fue usado para el vuelo que habíamos contratado y se canceló, para la comida de los chicos y el alojamiento”, relató Marcelo entre sollozos y con cierta resignación.

En Rosario del Tala hicieron todo para cumplir el sueño. Necesitaban 28 mil pesos por cada uno de los 12 chicos más los 10 padres que completarían la delegación. “Imaginen cuando en Europa digan que el partido entre Argentina y Lituania no se va a jugar porque nuestro equipo no llegó por un paro. No lo puedo creer, lo pienso y no lo puedo creer”, lamentó Troiano.

Acudieron al intendente Hugo Pitura, a la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC), a los medios de comunicación convencionales, a las redes sociales. No quieren darse por vencidos en Rosario del Tala. Tenían planes hasta de llevar a los chicos a ver un partido del Barcelona, a conocer el museo del club catalán. “De estos chicos, la mayoría no sólo no subió a un avión. Ni siquiera han estado cerca…”, dijo otro padre, afligido.

“Apelamos a que alguna autoridad nacional nos pueda dar una mano, a que nos escuche el secretario de Deportes. Nosotros no solo somos nuestro club sino que tenemos la ilusión de representar a nuestra provincia y a la Argentina. Ojalá alguien nos llame”, expresó Troiano, que en nombre de los chicos y de toda una comunidad anhela que el sueño pueda cumplirse. Y estos chicos se lo han ganado. 

 

Fuente: Infobae