Gasparini habló de bicicletas en rutas y la falta de Educación Vial en colegios

0
3

Según un relevamiento realizado por la Asociación Civil “Luchemos por la Vida”, en 2016 se registraron 7.268 muertes por accidentes de tránsito, siendo Buenos Aires (2.211); Santa Fe (736) y Córdoba (415), las provincias con más fallecimientos por este motivo. En diálogo con El Observador, el dirigente y capacitador de la mencionada institución, Alberto Gasparini, expresó que “de nuestra parte seguimos aportando con campañas y demás tareas de concientización, somos autónomos y apolíticos y donde nos convocan, vamos. Tratamos de hacer estadísticas, ayudar con nuestros datos, difundir videos, lo que es un pequeño esfuerzo que suma. No obstante, en la calle o en la ruta, después se depende de lo que haga el conductor y del control que se realice. Nosotros vamos a seguir insistiendo, porque evitar un accidente vale la pena” remarcó.

Luchemos por la Vida es una organización no gubernamental sin fines de lucro, de bien público, cuyo principal interés “es ayudar a modificar las actitudes, comportamientos y hábitos de los que hacen el tránsito en las calles y rutas todos los días”, para reducir el número de personas muertas y heridas en colisiones viales. “Contamos con un programa de capacitación que llevamos a las escuelas, que es un pilar fundamental, pero muchas veces, los problemas económicos o la falta de recursos dejan la capacitación o la educación a un costado” señaló.

– ¿Qué se debería hacer para bajar esas estadísticas?

– Primero, pensar que cada una de las personas somos responsables de nuestros actos y debemos actuar de esa manera. No solamente el que maneja un vehículo, sino también el peatón, el ciclista. Por eso es fundamental que haya Educación Vial en los colegios, para que todos sepan. Un menor que tiene 5 años no va a manejar una moto, pero va a ser un peatón o va a andar en una bicicleta en el barrio y en algún momento va a subir a un auto, entonces dándoles las enseñanzas correspondientes desde chico, sabrá cuál es el lugar que le corresponde. Generalmente, en la mayoría de los problemas cuando hay un accidente, sabemos que alguien no cumplió con la ley…

– ¿Hay que implementarlo como materia en la curricula…?

– Hay que poner en práctica lo que figura en la ley, que debe haber Educación Vial en los colegios a partir de la primaria, pero esto nunca se ha implementado. Es una asignatura pendiente para los gobiernos…

– ¿Está de acuerdo con el proyecto “Alcohol 0”?

– Lo importante es controlar la alcoholemia, que es una manera de prevención, al que sale de un boliche o al que sale de un restaurante y que se tomó una botella de vino y está manejando. Posiblemente no tenga ninguna mala intención, pero con alcohol en el cuerpo, no va a ser la misma persona en cuanto a sus reacciones. Se hace más lento el accionar, se demora en frenar. A veces la ingesta de alcohol se debe a la ignorancia, porque la mayoría cree que con uno o dos vasos de vino no va a pasar nada y no es así.

– Días pasados hubo un nuevo accidente en una ruta en cercanías de Crespo, que involucró a ciclistas, ¿Qué aconseja la Asociación a quienes circulan en bicicletas por esas vías de comunicación?

– Permanentemente vemos a pelotones de ciclistas, con sus buenos equipos, buenas bicicletas, pero no me parece que una autopista o una ruta sea el lugar adecuado para esa práctica, porque el tránsito de un auto no es lo mismo que el de la bicicleta. La ley dice que está prohibido, para los ciclistas, transitar por autopistas, porque representa un riesgo y no hablo solamente de los que salen a hacer la parte recreativa. Muchas empresas, en especial en el interior del país, se radican a algunos kilómetros del centro y los que van a trabajar, lo hacen en bicicleta por el costadito de la ruta y es todo un problema. Generalmente son angostas y si vienen 2 camiones y se encuentran con un pelotón de ciclistas, es peligroso. Ni hablar si es de noche. La pregunta entonces es… ¿dónde tienen que ir los ciclistas…? Y la respuesta no es fácil de dar. Hace algunos años, a un deportista argentino que fue campeón olímpico, que estaba entrenando en una autopista, lo pararon los gendarmes y se armó un revuelo. No se puede entrenar en una colectora rodeado de colectivos y autos, pero ellos dicen que no tienen otro lugar, lo que es cierto. Un campeón no puede girar alrededor de un parque. Hay mucho por hacer en obras de infraestructura, los municipios preocuparse en hacer bici-sendas, cosa que no haya ningún contacto con el carril rápido. El gran compromiso es bregar para que en los pueblos se hagan ciclovías al lado de las rutas, para la gente que transita para ir al trabajo o de manera recreativa. La bicicleta es un vehículo hermoso, donde uno puede hacer gimnasia y desplazarse de forma ecológica, pero se necesita de una infraestructura mínima, para tener seguridad al transitar.

 

Ciclovías en espera

 

Cabe consignar que hace algunos años hubo un proyecto de ley que perdió estado parlamentario, el que había sido presentado por un legislador de Santa Fe, que tenía el apoyo de numerosas instituciones y de familiares de víctimas de accidentes de tránsito. Básicamente lo que se buscaba con esa ley, es que cada vez que se construya o se repavimente una ruta, se diagramen ciclovías de asfalto, 10 km antes o después de cada ejido urbano. Pero por ahora, hay otras prioridades.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here