Preparan una bicicleteada que unirá 7 pueblos y 7 iglesias del Departamento Paraná

0
9

El cicloturismo es una actividad que sigue creciendo en la provincia y que representa una buena oportunidad para hacer ejercicios y de paso, conocer lugares cercanos desde una perspectiva ligada a la naturaleza y la aventura. En ese marco, se han conformado distintos grupos en la provincia y el país, que promueven este tipo de eventos, reuniendo a pedalistas que no tienen un fin competitivo, sino que lo hacen de manera recreativa, como ya lo comentamos en ediciones anteriores con dirigentes de “Crespo Bike Cicloturismo”.

Esta semana visitaron el “Centro Periodístico de Entre Ríos”, Lorena Suárez y Marcelo Fornari, (Grupo Cicloturismo Paraná) coordinadores en la organización de la 7° edición de la bicicleteada “7 Pueblos 7 Iglesias”, que se concretará el próximo 14 de abril (Viernes Santo). En diálogo con el Cont. Fernando A. Huck, director de El Observador, recordaron que “la primera vez, fuimos 9 los que participamos, al año siguiente hicimos una convocatoria por Facebook y ya fuimos casi 70 personas y en la tercera duplicamos ese número. En la de 2016, llegamos a los 650 ciclistas y la gente de apoyo era más de un centenar”. Detallaron que la recorrida es por diferentes localidades del Departamento Paraná, partiendo a las 8.30 desde la Catedral (de la capital entrerriana), siendo San Benito la primera parada, luego de 12 km. aproximadamente de recorrido. Tras un descanso y reagrupación, se partirá hacia Sauce Pinto por caminos vecinales (7 km.) y el tercer trayecto será hasta Aldea María Luisa. “Antes de cruzar la Ruta N° 12, la policía corta el tránsito por unos momentos, para pasar sin riesgos” explicaron. La cuarta parada será en Gobernador Etchevehere, donde los ciclistas almorzarán. “Seguimos por asfalto hacia Villa Fontana y luego hasta Tezanos Pinto, donde pararemos en una gruta. Tras pasar por Oro Verde, regresaremos a Paraná, aproximadamente a las 18.30” completaron.

– ¿Seguirán creciendo en cantidad de participantes?

– (Suárez) Estimamos que se superará la cantidad de anotados de la edición del año pasado. Recientemente nos confirmó que viene un grupo que se inscribió de Villa Constitución (provincia de Santa Fe). Para participar, se necesita de una bicicleta en buen estado, un casco, 2 cámaras de repuesto. Les brindamos la asistencia si alguien tiene un desperfecto en la bicicleta, que se carga en una camioneta y en la parada siguiente el mecánico la arregla. Las inscripciones se están recibiendo desde febrero, incluye hidratación, frutas, cereales, almuerzo, seguro, vehículo de apoyo, ambulancia, asistencia médica y mecánica, kinesiólogos. Hasta febrero, costaba $ 400 y a partir de marzo, $ 500. Para aquellos que deseen tener más información, pueden consultar en www.cicloturismoparaná.com, donde completan una preinscripción con sus datos personales y eligen la forma de pago… Promediando el evento, de almuerzo tendremos tallarines con salsa, que se preparará en la Escuela Agrotécnica, que viene con una botella de agua saborizada y un postre, que puede ser una fruta o un helado. Ahí la parada es más larga, porque se aprovecha el parque de la escuela para descansar y también habrá un puesto con 4 kinesiólogos para quien sienta algún dolor. También la escuela va a vender sus productos…

– ¿Cómo hacen para controlar que el grupo de más de 600 personas se mantenga junto?

– (Fornari) Yo tengo a cargo el vehículo ‘0’, que es el que marca la velocidad. En las primeras ediciones, había gente que venía a “correr”, se adelantaba del resto y cruzaba la ruta sin las medidas de seguridad. A partir de la cuarta edición, incorporamos este vehículo, al que nadie puede sobrepasar.

– ¿Sigue creciendo esta actividad no competitiva en otros grupos, además de ustedes…?

– (Suárez) En Paraná hay varios grupos… A este evento lo venimos haciendo desde hace 7 años, pero también organizamos una travesía en Gualeguay (en julio), una en Piedras Blancas en agosto y en septiembre u octubre en Villaguay, que es el circuito de las Aldeas Judías. Es positivo que la gente se sume, ya que la actividad en bicicleta contribuye a la salud. No sólo que tenemos la ventaja de poder recorrer estos caminos, que en auto no se podrían transitar, sino que contribuye al bienestar físico, se socializa y se hacen nuevas amistades…