Galarza: Reynoso habló sobre el presente y proyectos de Bomberos Voluntarios

Publicado el 8 de febrero de 2017 por

Sabemos que la tarea de los bomberos voluntarios es uno de los oficios más nobles de la sociedad y por eso es importante reconocer y valorar lo que realizan a diario, beneficiando a las familias de cada una de las comunidades. Pero no menos significativo es el trabajo que realizan los miembros de las comisiones directivas y colaboradores que permanentemente gestionan para que las instituciones sigan creciendo y los socorristas cuenten con los elementos necesarios para brindar un mejor servicio.

Tal es el caso de la Asociación de General Galarza, que la integra un gran equipo de trabajo y su presidente Daniel Reynoso en comunicación con El Observador, dio a conocer el presente y las propuestas en marcha. “Terminamos el 2016 con la incorporación de diferentes herramientas, entre ellas compramos en dos etapas la tijera de corte que se utiliza en accidentes automovilísticos, que nos llevó una inversión de $300.000, pero todavía no se puede utilizar porque nos falta un accesorio que es fundamental para este tipo de trabajo. También adquirimos un compresor para cargar con aire comprimido los tubos de los equipos de respiración autónomos que nos costó más de $100.000. En cuanto a vehículos contamos con dos unidades y hemos ido equipando a los bomberos con la indumentaria correspondiente, teniendo en la actualidad 5 nuevos aspirantes” indicó Reynoso.

Asimismo el dirigente destacó que “culminamos la construcción del vestuario que cuenta con las duchas respectivas y acondicionamos el espacio con la colocación de las taquillas (armarios metálicos), donde se guardan los uniformes de manera adecuada. Por lo que la parte operativa de la planta baja del Cuartel estaría lista, nos faltaría terminar la planta alta, hacer la fachada del frente, colocar unas rejas, entre otros trabajos para acondicionar el lugar”.

Haciendo referencia a los aportes que reciben para avanzar en las obras, el presidente de la entidad remarcó que “estoy preocupado porque hasta el momento no hemos recibido el subsidio nacional de $600.000, que nos deberían haber depositado el año pasado. Tuvimos una inspección de las autoridades del Ministerio de Seguridad de la Nación, pero no recibimos ninguna sugerencia o inquietud sobre lo evaluado, por lo que me comuniqué con ellos, donde me dijeron que dichas auditorías son internas. A su vez, tampoco recibimos el subsidio que nos entregan desde el gobierno provincial, por lo que no tenemos los recursos económicos suficientes para seguir con las inversiones, por lo que afrontaremos un año difícil en ese sentido. Nosotros presentamos toda la documentación que exigen desde los organismos, con las rendiciones correspondientes del dinero que nos fue enviado y los requisitos que piden que son muchos, así que desconocemos el porqué no hemos recibido aún ninguno de los aportes. Además desde la Federación Entrerriana, se comunicaron en un momento para saber sobre nuestra situación con respecto a dichos subsidios, pero nunca más nos informaron que es lo que está pasando y hasta ahora en el banco no hay nada depositado”.

Más allá de este complicado escenario económico para la institución bomberil, el dirigente destacó y agradeció el apoyo permanente de los habitantes de la comunidad y la zona, señalando que hoy cuentan con aproximadamente 800 socios, que abonan mensualmente una cuota de $30, en tanto las empresas y otras entidades aportan alrededor de $200 y en otros casos, más dinero, lo que facilita a la entidad avanzar en sus proyectos de la mejor manera posible.