Trigo con expectativas cumplidas: Hubo un 54% más de producción en Entre Ríos

0
3

trigoUn informe de la Bolsa de Cereales de Entre Ríos reveló que la producción de trigo en la pasada campaña en la provincia fue de 848.790 toneladas. En este período se sembraron 267.100 hectáreas, de las cuales se cosecharon 262.100, con un rinde promedio de 3.238 kg/ha. El área implantada tuvo un crecimiento del 41% (77.000 has) en relación al ciclo agrícola 2015/16 y en cuanto a la producción, el aumento interanual fue del 54% (298.460 toneladas).

Desde la BCER se recordó que “las cuantiosas precipitaciones de abril permitieron la recarga hídrica del perfil edáfico y al inicio de la siembra del cereal, había reservas óptimas en todo el territorio”. Durante el ciclo del cultivo, la lluvia promedio acumulada fue de 269 mm, hecho que representó un desvío de -19% (62 mm) en base al acumulado esperado, que es de 331 mm. Las precipitaciones acumuladas de junio y julio fueron muy próximas a los valores históricos; agosto y setiembre se caracterizaron por marcas por debajo de lo normal y octubre, tuvo un acumulado superior al esperado.

Por otra parte, el comportamiento térmico entre setiembre y octubre posibilitó una adecuada tasa de llenado para el cereal. La temperatura promedio en estos dos meses se ubicó en 16,4°, lo cual resultó levemente inferior al valor esperado de 16,6°. Además, no hubo períodos prolongados de temperaturas máximas por encima de los 30° (que en campañas anteriores aceleraron el final del ciclo del trigo con efectos negativos sobre el peso final del grano).

Con respecto a las temperaturas mínimas, el 25 de setiembre se detectó una helada agrometeorológica (descenso térmico igual o inferior a 3°, medido al abrigo meteorológico, lo que equivaldría a 0° o menos a la intemperie en superficie), pero no generó mayores inconvenientes a los lotes que se encontraban espigando.

Cabe destacar que debido a los daños por granizo, se perdieron un total de 5.000 ha. El evento más importante se registró en la madrugada del domingo 16 octubre, que afectó fundamentalmente al Departamento La Paz.

El Distrito Palmar (Dpto. Diamante) fue el que logró la mayor producción, ubicada en el rango de las 35.000 y 45.000 toneladas. En segundo lugar de importancia, se posicionaron: Moscas y Potrero (Dpto. Uruguay) y Algarrobitos (Dpto. Nogoyá), con un rango de producción de entre 25.000 y 35.000 toneladas.

 

A nivel nacional

 

La Asociación Argentina Pro-Trigo se mostró expectante del actual escenario para el cultivo, señalando que “hay muchos datos en los últimos meses de la agricultura argentina que permiten ser optimistas. Y uno de ellos, que pasó casi desapercibido, tiene que ver además, con la sustentabilidad: por primera vez en casi una década, en la actual campaña agrícola habrá una hectárea de maíz o trigo por cada 2 de soja. La suma de la superficie que se terminará sembrando en el ciclo 2016/2017 de los dos principales cereales del país (trigo y maíz) está apenas por debajo de 10 millones de hectáreas, mientras que la soja no llegará a 20 millones.  En detalle, de acuerdo al promedio de estimaciones de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires y la Bolsa de Comercio de Rosario, se implantaron 4,7 millones de hectáreas de trigo y 4,9 millones de maíz. Para la soja, serían 19,6 millones de hectáreas”. “Claramente, representa un cambio importante en el sentido de la sustentabilidad”, comentó Rodolfo Rossi, presidente de la Asociación de la Cadena de la Soja Argentina. El dirigente explicó que, hoy por hoy, solo un tercio de la superficie de soja de la Argentina se siembra en monocultivo (es decir, que es el único que recibe esa hectárea durante el año). Los restantes dos tercios se rotan con varias alternativas.  Pero la historia no termina allí. La superficie triguera “puede seguir subiendo fuerte rápidamente”, si se resuelven algunas cuestiones comerciales vinculadas, sobre todo, a la calidad, indicó Rossi. Para la siembra 2017, que comenzará fuerte en mayo, podría sumarse un millón más de hectáreas, estimó.

Para encontrar una superficie de trigo similar a la de 2016, hay que retroceder hasta el 2008. Pero el potencial del cultivo queda claro si se mira apenas unos pocos años antes: en 2002 se implantaron más de 7 millones de hectáreas. Con el maíz, la situación es similar, aunque nunca se llegaron a sembrar tantas hectáreas como las de trigo.