Cerrito: La pequeña Sarah venció al cáncer y volvió a su casa

Publicado el 22 de Enero de 2017 por

En junio de 2016 a Sarah Barzola le diagnosticaron un tumor en el mediastino, cuando tenía solamente 11 meses de vida. Junto a sus papás, Víctor Barzola y Adriana Varón, se internó en el Hospital de Niños “Doctor Ricardo Gutiérrez”.

“Sarah sufrió un paro cardio-respiratorio en junio. Desde el hospital de Cerrito la derivaron al ‘San Roque’ en Paraná, y desde allí directamente al ‘Gutiérrez’ en Buenos Aires donde le diagnosticaron un tumor en el mediastino (es la parte del tórax entre el esternón y la columna vertebral que contiene el esófago, la tráquea, el corazón y otras estructuras importantes)”, explicó su papá.

A Sarah le hicieron un tratamiento de quimioterapia y, una vez cumplido un determinado período, se la sometió a una cirugía para extraerle el tumor, consignó Uno. Ya en ese momento los cirujanos que realizaron la operación le indicaron a sus papás que había sido exitosa. Aún así, los meses de incertidumbre continuaron hasta el viernes pasado, cuando un análisis de orina comprobó que la pequeña Sarah estaba sana. Ahora quedan los controles mensuales, pero no debe tomar ningún medicamento y puede hacer una vida normal.

“Lo que uno siente cuando se entera que un hijo está enfermo y lo que nos pasa a lo largo del tratamiento es algo indescriptible. Es muy difícil, porque se dan días buenos, días malos. El acompañamiento de nuestro pueblo fue un pilar fundamental para nosotros. Se hicieron bicicleteadas, peñas, cadenas de oración de todos los credos. Gente conocida y no tanto, se comunicaban con nosotros para preguntarnos cómo estaba la beba, para darnos fuerzas, para apuntalarnos. No tenemos más que palabras de agradecimiento”, indicó Víctor.

Las hermanas de Sarah, las mellis Lucía y Victoria, abuelos, tíos y la comunidad, recibieron a la pequeña y a sus padres el pasado sábado tras el alta médica. Hubo una caravana festiva, globos, bocinazos, carteles de bienvenida y el aplauso de sus vecinos, que la calificaron como “una guerrera”.