NO al abuso sexual infantil

0
4

libres“LA VERDAD OS HARÁ LIBRES”

“Mensaje para Aldea María Luisa…Quiero hablarle a un pueblo con gente cálida y solidaria, a un pueblo donde me críe y viví muchos años de mi vida. Pero también a ese pueblo donde los prejuicios siempre estuvieron presentes, en donde todos hablan de todos, pero pocos dicen o actúan con la verdad.

¿Qué oculta una persona disfrazada de cordero? Porque en realidad puede ser un lobo feroz, con características amigables, confiable, una persona que pasa por delante de tu casa y te levanta la mano con una sonrisa. Así se visten los acosadores, abusadores sexuales, pedófilos. Ejemplares personas, ejemplares cristianos, ejemplares vecinos… ¡Pero cuidado! también pueden ser ejemplares padres de familia. El buen tipo del bar, el buen compañero de fútbol, el de los asaditos, el buen tipo del pueblo. Lo podés tener al lado o enfrente tuyo sin darte cuenta. En tu cuadra, en la cuadra siguiente, en tu barrio, en la escuela, en la iglesia, en tu propia casa o sentado como si nada por ahí tomando mates. Son excelentes estrategas, pueden mentir, engañar y hasta traicionar a sus propias familias… pero hay solo una cosa que no pueden realizar: No pueden  engañar a su propia conciencia.

Me pregunto: ¿Qué hay que ocultar? ¿Hay que ocultar a una persona que está arruinando tu vida, tu familia, tu círculo afectivo?, ¿que puede estar haciendo lo mismo con otros niños y que por temor y vergüenza no se animan a hablar? No te confundas: la verdad duele, pero la mentira mata. Yo sé muy bien de eso.

Lamentablemente uno de cada 13 chicos y una de cada 5 chicas sufren abuso sexual en Argentina y esta problemática no distingue nivel socioeconómico. El problema es grande y grave, es silenciado, es ignorado por la sociedad, pero produce el mayor de los daños psicológicos y dolores en el corazón de niños, niñas y adolescentes de todo el mundo. Hay que abrir los ojos, intentar ver un poco más allá. Los riesgos que atentan contra la integridad de un niño son muchos y éste, el más invisible.

El diálogo es lo más factible en momentos como estos, donde se viven tantas situaciones de hostigamiento social. No hay otra manera de entenderse y todos tenemos la capacidad para hacerlo. ¿Escuchaste algo? ¿Dijeron algo? Abrite al diálogo donde puedas expresarte y la otra persona pueda comprender tu mensaje. No te sumes al chismerío…

A un pueblo le escribo… No se puede tapar el sol con un dedo, no se pueden ocultar situaciones del pasado, pero sí se puede luchar y mejorar el presente. El abuso sexual se da en muchas familias del mundo y hablar adultamente del tema, es una cuestión fundamental al momento de proteger a los más vulnerables, los niños. ¿Cuál es la forma? Enseñarles las formas de cuidado y prevención a través de la educación sexual, que con el tiempo puede ser una herramienta que salve corazones y preserve mentes saludables. Pero además, y fundamentalmente para mí, contar con la contención de la familia y de los amigos que puedan ayudar y apoyar en situaciones tan límites como éstas, en donde uno se siente indefenso, desprotegido, vulnerable.

Digamos NO al abuso sexual infantil, detenerlo es tarea de todos y vos podés ser parte al igual que yo.

Cada uno interpretará este escrito a su libre albedrío. Gracias por leerlo respetuosamente…ALIVIANÁ EL ALMA, HABLÁ”.

(Laura Ayelén Laiker)