C. Avellaneda: Luego de un año fructífero la Escuela de Ciclismo trabaja en nuevos objetivos

Publicado el 25 de Diciembre de 2016 por

La Escuela de Ciclismo “Cebollita David” ha tenido un año fructífero por diversas razones, fundamentalmente porque fue de menor a mayor y con bajo perfil. “Fue un lindo 2016, pocas personas tenían fe en este grupo y hoy somos la Escuela que más chicos llevamos en la provincia. Actualmente contamos con 19 federados y otros tantos que entrenan de forma recreativa”, le manifestó a El Observador quien está al frente del grupo, Sebastián David.

El respaldo, un aspecto importante dentro del mundo pedal, también fue en crecimiento durante el año. “Al principio costó, pero de a poco los padres se fueron entusiasmando, más cuando veían cómo se trabajaba y los resultados que obtenían los chicos”, recordó.

Por su parte la municipalidad contribuyó “cuando fuimos a Santiago del Estero y c-avellaneda-1511-escuela-de-ciclismo-en-santiago-del-esterocuando participamos del Campeonato Infanto en Nogoyá. Preparamos carrera a carrera, no podemos gastar mucho porque no contamos con fondos para hacerlo. Le demostramos a mucha gente que se puede trabajar sin molestar a nadie”.

Pensando en el futuro a corto plazo, hay una competencia especial en mente. Se trata del Campeonato Argentino que se llevará a cabo en marzo próximo. “Tenemos chicos que se están preparando para esa prueba que se puede realizar en Catamarca o Tucumán, aún no definieron la sede. Entrenamos lunes, miércoles y viernes en el Circuito ‘Arnoldo Sabino Pucheta’ de Paraná, mientras que los sábados hacemos ruta hacia Crespo, Gobernador Etchevehere, Racedo o Libertador San Martín”, explicó Sebastián.

También puso énfasis en el crecimiento de las categorías más pequeñas de la Escuela de cara al 2017. “Se van a sumar más chicos, los 2011 y 2012; también entre los 2006 y 2007. De a poco los voy entusiasmando y los padres se van enganchando”, indicó.

Traza el panorama para lo que se viene. No queda de brazos cruzados viendo lo que ya se hizo, sino que se coloca en mente objetivos superadores. Es el motor que hace crecer al espíritu. Los padres se acercan cada vez más con la mente puesta en una alternativa deportiva para los más pequeños. Una posibilidad que les permitirá a los chicos, relacionarse socialmente y lograr conceptos para su formación humana.