El Papa separó a la superiora carmelita de Nogoyá

Publicado el 21 de Diciembre de 2016 por

hermanaEl papa Francisco decidió apartar de la función de priora del Monasterio de la Preciosísima Sangre y Nuestra Señora del Carmen, de Nogoyá, a la monja Luisa Toledo, cuyo nombre religioso era Madre María Isabel.

La novedad se conoció a través de una comunicación que mantuvo el arzobispo de Paraná, Juan Alberto Puíggari, con la Justicia de Nogoyá, adonde se sigue una causa que se abrió el 25 de agosto, tras la denuncia de dos excarmelitas, que denunciaron torturas y privación de la libertad.

“La madre dejó de ser superiora del monasterio, y ahora para mayor cuidado de su salud, está en una casa religiosa en la provincia de Chaco”, indicó Puíggari.

El apartamiento definitivo de las religiosas trae algo de alivio a las dos denuncias, que habían pedido precisamente eso: que diera un paso al costado porque consideraban que no estaba en condiciones mentales de ejercer la dirección del convento carmelita.