Se vienen las primeras fiestas de “fin de año” sin pirotecnia mayor a 65 decibeles en Crespo

Publicado el 30 de noviembre de 2016 por

pirotecniaEn mayo de este año, el Concejo Deliberante de Crespo aprobó un proyecto de ordenanza, a través del cual se regula el uso y la comercialización de pirotecnia sonora en la ciudad. La normativa prevé que no se podrán utilizar elementos que produzcan más de 65 decibeles y se remarca que la venta de los mismos, podrá ser ejercida exclusivamente por comercios debidamente habilitados por el RENAR y la municipalidad, con el cumplimiento de los respectivos requisitos de seguridad.

Las próximas fiestas de “fin de año” serán las primeras en Crespo sin el uso de estos elementos, recordando que esta nueva legislación faculta a los inspectores municipales a realizar controles, ante los cuales, los comerciantes deberán exhibir la documentación de compra de tales mercaderías.

El titular del Área de Salud Animal del municipio, Javier Malavassi, expresó que “tenemos el orgullo de ser una de las primeras ciudades de Entre Ríos en tener una ordenanza que prohíbe el uso de pirotecnia sonora que supere los 65 decibeles. Es decir, se puede usar la lumínica, como las ‘cañitas voladoras’, que en general no provocan inconvenientes sonoros. Hemos limitado la venta de los productos que provoquen mucho ruido, como las bombas de estruendo y petardos, lo que queremos es que la fiesta sea un disfrute y no que genere alteraciones en personas y mascotas. Empezamos a distribuir a los comerciantes, copias de la ordenanza, para que compren adecuadamente las mercaderías que se pueden vender en Crespo. Habrá inspecciones municipales y se secuestrará la mercadería prohibida. Por otra parte, haremos una campaña de difusión para que la gente entienda que no puede comprar pirotecnia sonora que perjudique a los demás”.

Cabe acotar que el incumplimiento de la ordenanza derivará en el correspondiente decomiso y destrucción de los elementos de pirotecnia y la aplicación de sanciones a los infractores, con multas que van entre los 100 y 200 litros de nafta Premiun, sanción que se duplicará en caso de reincidencia.