Aranguren: Muestra y acto de “Raíces de mi Tierra Gaucha”

Publicado el 28 de noviembre de 2016 por

1541-aranguren-academiaLos alumnos de la Academia de Danzas y Bombo “Raíces de mi Tierra Gaucha” de Aranguren, culminaron las actividades de este año con una muestra y acto, cumpliendo de esta manera otra de las etapas del intenso trabajo que vienen desarrollando cada uno de los integrantes del grupo.

“Amamos bailar, es de la única manera en la que nos sentimos libres, completos, alegres, seguros, vivos… es hermoso el momento en el que la música se apodera de tu cuerpo y tú simplemente eres un instrumento de trabajo. Bailar es pasión, es un estilo de vida, solo los que amamos bailar sabemos qué se siente, es algo difícil de explicar, pero es único” indicaron desde la Academia.

Cabe señalar además que el pasado 1 de octubre finalizaron los cursos que realizan los alumnos de la Escuela de Danzas folklóricas, donde se rindieron los exámenes finales satisfactoriamente. En este sentido quedó como nueva abanderada, Sharon Retamal; 1ª y 2ª escoltas Lourdes Otero y Gianella Levars, respectivamente; reemplazando en cada uno de los lugares a Brenda Brauer, Aldana Folmer y Stefanía Castro.

Asimismo recibieron los certificados: Lourdes Otero (1º año), Sharon Retamar (2º año), Abril Schmidt (4º año), Alma Schmidt (4º año) y del primer ciclo: Belén Moreira, alumna de Brenda Brauer; Sofía Levars, alumna de Stefanía Castro y Victoria Heitz, alumna de Aldana Folmer.

 

Carta a la Prof. Patricia Gabriela Wollert

“Han pasado muchos años desde que entraste en nuestras vidas, hasta entonces fuiste una de las personas más influyentes y lo seguís siendo. Por eso hoy queríamos regalarte esta carta de recuerdo y agradecimiento, por tantos años que nos aguantaste. Es de recuerdo porque tu figura no desaparecerá de nuestras vidas y agradecimiento porque seguimos llevando con nosotros todo lo que diste. Algunos maestros se limitan a recitar las figuras y temas, pero vos fuiste más allá y nos consideramos afortunadas. Por todo lo pequeño que pusiste y por hacernos repetir mil veces hasta que nos salga un baile, porque querías que todo se viera bien a la hora de los exámenes, por acordarte de los detalles. Lo que más te agradecemos es la confianza que depositaste en nosotras y decirnos que lo seguiremos intentando, aun en esos momentos en que no todo iba bien o si estábamos a punto de tirar la toalla. Gracias por tu ayuda, paciencia y apoyo. Gracias por todo el tiempo dedicado, por saber guiarnos y por estar en esta tan significativa parte de nuestras vidas. Nunca vamos a olvidar cuando nos retabas si bajábamos los brazos al bailar, cuando no teníamos ganas de zapatear y pedíamos que pasara la otra primero. Sin embargo nos enseñaste a bailar y escuchar la música con el corazón, gracias por transmitirnos tu pasión, despertarla en nosotras, soportar error tras error y ayudarnos a corregirlos. Siempre vamos a llevar en nuestro corazón el susto de la primera supervisión hasta cuando por ahí se nos escapaba una lágrima de los nervios. Sabés que podés contar con nosotras para lo que necesites y a pesar de no seguir compartiendo ensayos, llevaremos siempre el mismo entusiasmo por el folklore, para mantenerlo latente en nuestros corazones. Gracias por cumplir el rol de segunda mamá… te queremos con todo el alma”. (Tus alumnas “Luli” y “Stefi”)