Viale: Malvina Dagostino campeona sudamericana de básquet

Publicado el 26 de noviembre de 2016 por

La deportista local, Malvina Dagostino, integró el plantel de la Selección Argentina que se consagró campeón del Sudamericano U15 de Básquet en Ecuador.

En una gran final derrotó a Venezuela por 65-54, destrabando el cotejo en los dos minutos finales. El elenco nacional recuperó de esta manera, el cetro luego de ocho años.

Si bien la pivote de Talleres no jugó la definición, cerró el campeonato con un promedio de 5.5 minutos, 0.7 puntos y 1.3 rebotes, ingresando sí en las victorias sobre Perú (73-45), Ecuador (57-54) y Colombia (69-45).

A diferencia de lo acontecido en semifinales, Venezuela demostró ser un rival muy duro. La celeste y blanca debió redoblar esfuerzos en ambos costados del campo para equiparar las n_1477096036acciones 14-14 en el primer cuarto.

El regreso de la acción devolvió un golpe por golpe, que duraría poco, dado que las defensas prevalecieron, y en consecuencia, las anotaciones sufrieron una merma considerable durante gran parte de ese segmento. 27-25 finalizó el segundo cuarto en favor de la “Albiceleste”.

Al regreso se estiró la diferencia a 31-25, y si bien fue igual de contundente la respuesta “vino tinto”, comenzaron a verse grietas en el andamiaje rival, propias del desgaste del juego y el cúmulo de actuaciones en días sucesivos. Con el tanteador 42-40 para las criollas, se cerró el tercer chico.

El escenario de al menos un tiempo suplementario fue acrecentándose con el correr de los minutos, dado que ninguna de las dos escuadras encontraba recursos que le sirvieran de llave para destrabar el cotejo. Sin embargo, y como sacado de otro partido, la celeste y blanca golpeó con contundencia en el momento preciso, y precipitó un cierre impensado. A falta de dos minutos, las dirigidas técnicamente por Laura Cors establecieron un parcial de 7-0.

Desorientada, Venezuela solicitó minuto, y con ataques rápidos, sumados a faltas sistemáticas en búsqueda del error desde la línea por parte de Argentina; encomendó sus esperanzas. Por fortuna para la selección nacional, la eficacia no fue esquiva y en consecuencia, llegó el merecido festejo.