Balla habló de controles y cómo buscan erradicar el “trabajo infantil” en E. Ríos

Publicado el 20 de noviembre de 2016 por

balla-1600x1200El secretario provincial de Trabajo, Oscar Balla (60 años), en diálogo con el Cont. Fernando A. Huck, director de El Observador, habló de los operativos y controles que vienen desarrollando en toda la provincia para erradicar el “trabajo infantil” y el empleo “en negro”. El funcionario se mostró preocupado por el avance de la desocupación, cuestionó algunas políticas del gobierno nacional y en el aspecto político, abogó por la unidad del peronismo con miras a las elecciones legislativas 2017.

- A nivel nacional se habla de una pérdida, durante este año, de más de 120.000 puestos de empleo: ¿Qué números tienen en la provincia?

- Estamos preocupados, porque se han perdido 3.000 puestos de trabajo en la construcción en la provincia. También hemos tenido problemas en la actividad del comercio, hubo suspensiones de trabajadores en la parte metalúrgica y en el sector avícola, dado que ha ingresado pollo desde Brasil, que si bien es de menor calidad que los nuestros, son más baratos y que perjudican. En la costa del Uruguay hay frigoríficos que empezaron a faenar un día menos y 4 jornadas menos al mes, es un dinero que al trabajador le falta y que necesita. Igualmente, en general, la provincia no ha sufrido tanto en ese sentido. Soy integrante del Consejo Federal de Trabajo y cuando nos reunimos, vemos el problema que hay a nivel nacional, sobre todo en la parte textil, fábricas de zapatos…

- ¿En qué consisten los operativos que vienen llevando adelante con ATER?

- Hacemos las inspecciones en conjunto, para que no vaya un día la Secretaría de Trabajo y al otro, la ATER. Es bueno trabajar en conjunto, porque hay datos en la provincia que nosotros no tenemos y sí la Administradora Tributaria los puede tener, que me los hace llegar y viceversa. Desde la Secretaría tenemos el poder de policía de trabajo, por lo que podemos ingresar a cualquier establecimiento, que otro organismo no lo tiene…

- Una de las mayores preocupaciones en este tiempo, es la erradicación del “trabajo infantil”, ¿qué avances pudieron tener?

- Hubo una importante evolución. En la costa del Uruguay, en especial en lo que es la citricultura, había muchos jóvenes y menores trabajando y en esto, tuvimos el acompañamiento del Ministerio de Trabajo de la Nación y de a poco fuimos haciéndoles entender, tanto al trabajador como al empleador, que los chicos debían estar en las escuelas y no trabajando. En los primeros operativos, en los años 2004/2006, se encontraron muchos menores trabajando y hoy en día, si bien todavía hay casos, son muy esporádicos. Tenemos una comisión provincial de “Erradicación del Trabajo Infantil”, trabajando fuertemente para erradicar de una vez por todas estas situaciones y a esta tarea la hacemos en conjunto con otros organismos, porque si bien nosotros desde la Secretaría lo detectamos, después hay que darles una solución al joven y a la familia.

- Antes se empezaba a trabajar desde muy joven, en muchos casos al terminar la escuela primaria y no había operativos, sanciones… 

- El menor tiene permitido trabajar en jornada reducida a partir de los 16 años con permiso de sus progenitores, no pudiendo trabajar en horas de la noche. Hay una legislación que lo establece. Antes era a los 13 años, pero eso cambió. Es verdad que mucha gente trabajó de muy chico, inclusive yo mismo lo hice, pero quien lo realizó de esa manera, por ahí no tuvo la posibilidad de estudiar, como sí lo tuvo otro joven. Hoy tenemos a empleadores que se aprovechan de la gente y eso es lamentable. Hacemos mucho hincapié en controlar el trabajo no registrado y “en negro”, que sigue existiendo en la provincia, a pesar de que hoy el gobierno nacional ha dado la posibilidad, para aquellos que inscriban a su personal, a pagar el 50% de aportes y si están inscriptos en la “Bolsa de Trabajo” que suelen tener los municipios o la gerencia de empleo, da una ayuda por un año, pagándole un porcentaje del salario que ellos cobran…

- A partir de esta gestión, el Ministerio de Trabajo pasó a ser nuevamente Secretaría, ¿qué cambió, además de la denominación?

- Se sigue trabajando de la misma manera, lo único que cambió fue el nombre y que el cargo de ministro pasó a ser de secretario. Se sigue teniendo las 17 delegaciones en el interior de la provincia, con 250 personas trabajando…

- Como congresal, ¿cómo ve al justicialismo para las elecciones que se vienen, en 2017?

- El peronismo se tiene que juntar, dejando de lado algunos problemas que pudieron haber existido anteriormente. Es la única manera para salir adelante y creo que se va a lograr. Hay que traer a todos los que se han ido del Partido Justicialista, juntarnos y volver a trabajar en conjunto. No tengo dudas que de esa manera, el peronismo hará una excelente elección en 2017 y luego en 2019, para seguir gobernando la provincia y creo que también eso se dará a nivel nacional.