Básquet: “Estoy viviendo un sueño”, resaltó José Luis Bione

Publicado el 14 de noviembre de 2016 por

José Luis Bione está haciendo historia en el básquet mariagrandense. Quizás todo sucedió muy rápido en la vida del joven basquetbolista pero lo importante es que apenas son los primeros pasos en este camino… o los primeros saltos.

A fines del 2014 fue al campus de pruebas de Boca Juniors, su juego gustó y a la semana lo llamaron para integrarse a la institución. En febrero de 2015 armó su bolso cargado de ilusiones y fue rumbo a un club de gran prestigio en el básquet argentino, donde supo ser importante protagonista.

Trabajó, entrenó, jugó en la Liga de Desarrollo hasta que en la presente temporada fue convocado para integrar el plantel superior de la Liga Nacional de Básquet. Verlo en la foto del equipo al principio del año calendario, ya generaba admiración y maria-grande-1539-jose-luis-bionesuspiros en su familia, amigos y en la ciudad toda. Mucho más aún cuando ante Ferrocarril Oeste saltó al rectángulo. Para la posteridad quedó aquella fecha, el 26 de septiembre, donde sumó su 1’49” de juego y le alcanzó para marcar su primer doble. “Antes de entrar estaba muy nervioso, pero después  en  la cancha estuve tranquilo, tratando de que los nervios no me jueguen en contra”, le confió a El Observador. “Lo viví con muchas ganas y con felicidad, estaba cumpliendo un sueño. Logré anotar el único doble que tiré y también di una asistencia, por lo que terminé muy contento y me motivó a seguir trabajando fuerte para continuar mejorando”, agregó en la charla mantenida a la distancia.

El primer rival que enfrentó fue una entidad emblemática de la historia misma del básquet argentino. Impulsor de la actual LNB desde sus primeros años. Pero había más para narrar. Su segundo compromiso fue ante Gimnasia de Comodoro Rivadavia como local el 29 de octubre. Las estadísticas marcan que estuvo 1’06” en cancha y logró recuperar una pelota. El último cotejo donde el embajador de la ciudad se hizo presente, fue ante el campeón defensor San Lorenzo de Almagro en cancha del Ciclón. 4’37” en un duelo donde el adversario fue superior. Un lanzamiento fallido de tres y tres rebotes defensivos fueron aspectos que dejó su actuación en la planilla oficial del 3 de noviembre.

El presente de Boca no es muy grato en cuanto a los resultados, pero era algo que se preveía: “Se sabe que el plantel profesional es uno de los presupuestos más bajos de la Liga, asi que el objetivo de pelear el campeonato está lejos. Apuntamos a conseguir la mayor cantidad de victorias que se pueda y a estar en el medio de la tabla, dando pelea a todos los equipos”, comentó Bione.

Dejando de lado el aspecto colectivo, la consulta fue hacia el desafío para con uno mismo: “En lo personal la meta es seguir sumando minutos, ganar confianza y obtener números positivos en el tiempo que toque estar en cancha. Estoy cumpliendo un sueño, es la verdad. De chico imaginaba con llegar a la Liga Nacional, obviamente que lo veía muy lejos, pero siempre tuve esperanzas de logarlo. Con el paso del tiempo de vas dando cuenta de que con sacrificio se pueden obtener cosas que tanto se anhelan”.

Su nombre puede resultar desconocido para los adversarios, como cualquier pieza juvenil, pero seguir con esa mentalidad y tener la suficiente inteligencia para saber dónde está parado, seguramente le permitirá crecer y que volvamos a leer más seguido su nombre en los medios especializados. Bione está cumpliendo su sueño y pretenderá alimentarlo a diario. Primeros puntos, primeras asistencias, primeros rebotes, primeros saltos de un camino que recién comienza a recorrer.

Con el sello “Rojo”: José Luis nació el 24 de febrero de 1998, comenzó a jugar a los 11 años en Atlético María Grande y rápidamente mostró atributos que llamaron la atención a los profes. Siendo U15 estuvo en la Preselección de Paraná, al año siguiente fue convocado para integrar la Selección con la que se consagró campeón entrerriano. En esa misma temporada fue llamado para integrar el seleccionado entrerriano con el cual jugó el Campeonato Argentino U15 en Chaco. “Fue un año excelente, quedé por primera vez en la Selección de APB, dimos la vuelta olímpica y jugué el Argentino. Me sentía muy motivado para seguir mejorando y volver a quedar en esas selecciones”, recordó.

Al año siguiente volvió a estar en otro Argentino con el combinado provincial. “Durante esos meses vi varias opciones para cambiarme de club y empezar a jugar con más categorías ya que en María Grande solamente jugaba con U17 en la segunda división de la APB y con la Primera. En cambio, con otros clubes podía hacerlo en torneos de mayor relevancia y lograr más roce”. Fue así que su camino lo depositó en el campus de Boca y luego la historia que ya sabemos.