Prefecto mató a sus ex parejas “apoyándoles el arma sobre la cabeza”

Publicado el 7 de noviembre de 2016 por

policiales-2016El fiscal Juan Francisco Ramírez Montrull, dio detalles de la investigación por el doble crimen de Miriam Romina Ibarra y Lidia Milessi, ocurrido el sábado por la noche, donde por el hecho permanece detenido en Alcaidía de los Tribunales de Paraná, el prefecto Orlando Aníbal Ojeda, ex pareja de ambas mujeres.

Según los primeros datos que arrojaron las autopsias practicadas a los cuerpos de las víctimas, los disparos que acabaron con sus vidas fueron efectuados “apoyando el arma de fuego sobre sus cabezas”, consignó Elonce.com,

Miriam Romina Ibarra, cabo de la Policía de Entre Ríos y madre de dos hijos de 11 y 13 años, presentó dos balazos, uno en el pecho y otro en la cabeza. Mientras que Lidia Milessi, profesora de Inglés y madre de tres chicos, un disparo en la frente.

La causa contra Ojeda fue calificada como “doble homicidio calificado” y según subrayó el fiscal, hasta el momento no se considera la figura legal de “femicidio” porque “no existían denuncias por violencia de género hacia el prefecto ante la Unidad Fiscal de Violencia de Género de Paraná a cargo de la Dra. María Eugenia Smith”.

De acuerdo a los datos proporcionados por la Mesa de Información Permanente del Poder Judicial de Entre Ríos, solo hay una mediación por la tenencia de los hijos, tras el divorcio con Milessi.

Sin embargo, trascendió que Ojeda había sido denunciado por violencia de género por la funcionaria policial fallecida, pero Prefectura Naval nunca le retiró el arma reglamentaria que estaba en su poder. Incluso, la familia de Ibarra ratificó ante Elonce TV: “Un policía nos dijo que había denuncias por parte de ella, pero nunca hicieron nada”.

El fiscal indicó que este lunes por la mañana tomará declaración de imputado al acusado Ojeda. En el marco de la investigación, ya se recabaron los testimonios de familiares y allegados de ambas víctimas.

El prefecto Ojeda será representado por los defensores oficiales Jorge Sueldo y Jorge Luis Balbuena. El acusado no está incomunicado y de acuerdo a las estimaciones del fiscal, “estaba tranquilo” y negó los hechos que se le achacan.

Su arma reglamentaria 9mm, con la que habría cometido ambos crímenes, fue secuestrada para la correspondiente pericia de Balística, a los fines de confirmar si fue con la que efectuó los disparos contra Ibarra y Milessi. Lo propio aconteció con su motocicleta Honda Tornado todo terreno en la que se movilizó de una vivienda a la otra y con la que pretendió escapar.

Los cuerpos de Ibarra y Milessi fueron entregados en horas del mediodía de este domingo.