Libertador: El rol del municipio en casos de violencia de género

Publicado el 1 de noviembre de 2016 por

La licenciada Sandra Erba, responsable de Acción Social, detalló las acciones que realizan desde su oficina para ayudar a las mujeres en caso de violencia de género.

libertador-logo“Es importante que las mujeres sepan que el área de Acción Social es un lugar al que pueden acudir. Si bien no somos un ente de denuncias, podemos brindar contención, acompañamiento y asesoramiento”, explicó.

La profesional también marcó una diferencia clave entre realizar una denuncia y una exposición en la sede policial: “Las víctimas deben saber que no es lo mismo presentar una denuncia que una exposición. Tienen que dejar en claro cuál es el motivo que las lleva a la policía o al Juzgado de Familia. Una mera exposición no contempla una intervención, mientras que una denuncia sí lo hace”.

Por otro lado, indicó cómo se trabaja con una persona que no está lista para realizar una denuncia: “Hay mujeres que llegan decididas a hacer la denuncia, pero hay otras que no. El trabajo que se realiza en estos casos es muy distinto. En el primero, cuando están decididas, se les brinda información y se les ofrece un acompañamiento a la comisaría. Pero cuando todavía tienen dudas, producto del temor, se las contiene y se les brinda atención psicológica de manera gratuita. Se trabaja con la persona para que tome conciencia de la situación que está viviendo y que, en un proceso progresivo, acepte realizar la denuncia correspondiente”.

Cuando se le consultó acerca de qué acciones pueden realizar las personas que conocen acerca de un caso de violencia ajeno, la profesional respondió: “Es necesario que nos comprometamos y que ayudemos a la persona que está pasando por estas situaciones. Si un vecino conoce uno de estos casos puede hablar con la víctima, orientarla y comentarle que hay lugares donde puede acercarse para recibir asesoramiento. Es importante no hablarle de denuncias, sino acercarla a los profesionales que se encargarán de aconsejarla. Cuando hay casos de violencia en el seno familiar, no solo la mujer se ve afectada, los niños también son víctimas”, concluyó Erba.