Crespo: Explican cómo desde una Iglesia se ayuda a personas afectadas por las drogas

Publicado el 30 de octubre de 2016 por

cornejo-y-usinger-1600x1200Visitaron el “Centro Periodístico de Entre Ríos”, el director del Parque Los Paraísos de la Iglesia Cristiana Evangélica, Ing. Norberto Usinger y Gonzalo Cornejo, coordinador del “Hogar Rescate por la Vida”, que depende de dicha institución y en la que se le brinda el correspondiente tratamiento a personas afectadas por todo tipo de drogas. Ambos contaron al Cont. Fernando A. Huck, director de El Observador y conductor del programa “Grandes Reportajes” de Canal 6 ERTV, detalles de cómo ayudan a salir de las adicciones, en este espacio recreativo, ubicado a sólo 3 kilómetros de Crespo.

- ¿Por qué fundaron un Hogar para personas con adicciones?

- (Usinger) Como Congregación, viendo las necesidades de nuestra ciudad y de otras localidades, por este flagelo de la droga, teníamos la inquietud de hacer algo para ayudar. Cuando empezamos a trabajar en este proyecto, nos encontramos con el Pr. Nelson Gallitto (Paraná), quien me presentó a Gonzalo (Cornejo), como la persona indicada para llevarlo a cabo, rescatado justamente de las adicciones. Hablamos con él y su familia, que tenían el corazón puesto en ayudar a los chicos que padecen este flagelo y desde hace 1 año y 3 meses está colaborando…

- (Cornejo) Soy de Santo Tomé (Santa Fe) y desde muy joven empecé consumiendo marihuana, pastillas, cocaína, alcohol. Es decir, tuve una vida destructiva hasta los 36 años. Intenté quitarme la vida, porque la droga me había robado mi familia, la responsabilidad, el respeto, había perdido mi trabajo, me metí en la hechicería y el curanderismo… Cuando dejé de consumir marihuana, cocaína y pastillas, empecé a inyectarme anabólicos y esteroides, hasta los que se usan para los caballos de carrera, para poder restaurar mi cuerpo, que había sido destruido por las adicciones. En ese tiempo recuperé mi estado físico, pero todo a base de drogas, anfetaminas, efedrina, bronquiodilatadores, fármacos disfrazados, lo que me llevó a la destrucción mental, emocional y espiritual. Un día decidí quitarme la vida y mirando al cielo desafié a Dios, decía que no existía, que no había nada en la tierra de El, ni en el cielo, pero Dios escuchó ese grito y mandó a un joven que me compartió el Salmo 115 (de la Biblia), que hablaba de los ídolos de los hombres… El Pr. Fernando Carnevalle fue a mi casa, habló de que Cristo había muerto por los pecadores, que su sangre era suficiente para limpiarme de todo pecado y maldad. Entendí que estaba separado de Dios, por todos mis pecados y recibí a Cristo como mi salvador y pasó algo inexplicable, sobrenatural, algo que solo Dios puede hacer: Mi alma fue transformada, al igual que mis pensamientos, decisiones y dejé ese día todas las adicciones… Empecé a buscar a las personas que estaban en igual situación, a mis amigos, para ayudarlos, incorporando los valores perdidos, desde el amor y la verdad…

- Siempre escuchamos decir que es muy difícil o imposible salir de la droga…

- (Cornejo) Yo, después de dejar las drogas, nunca más las volví a tocar. Para Dios no hay imposibles y en Crespo ya vimos chicos que pasaron por este Hogar, que están restaurados, que no solo habían caído en el flagelo de las drogas, sino que la droga los había llevado al robo, por lo que sus familias estaban destruidas. Puede haber miles de centros de recuperación, pero sin la intervención Divina, es imposible lograrlo…

- ¿Cómo compatibilizan el trabajo en el Hogar con personas adictas, con las demás actividades que se desarrollan en el “Parque Los Paraísos”, como los tradicionales campamentos de niños y adolescentes?

- (Usinger) Dentro del casco original de la casa hay un par de habitaciones que se han adaptado para el Hogar y el resto funciona como lugar de campamento. En el verano, trataremos de dejar que los chicos (con adicciones) vuelvan con sus familias y si tienen que regresar el próximo año, lo podrán hacer…

- ¿A cuántas personas están atendiendo?

- (Usinger) Nuestro hogar está armado, por ahora, para 10 personas, con 10 camas y si tendríamos más capacidad, deberíamos recurrir a más personas que nos puedan ayudar, porque Gonzalo hace una atención personalizada sobre cada uno de los chicos durante todo el día. No se los trata como grupo, siempre hay un diálogo intenso personal con cada uno. De los 10 que comenzaron en julio del año pasado, sólo uno nos dijo que no quería cambiar su vida. Dentro del hogar, nuestra estructura es la atención espiritual, es lo primordial. Es llegar a que tengan un encuentro con Dios, tengan una conversión. Luego trabajamos en la familia, con profesionales que están colaborando (ad honorem). Tengo que agradecerle a Melina Bucholz, quien lo ha hecho gratuitamente…

- ¿Hay mucha droga en Crespo?

- (Usinger) Todos lo vemos… Creemos ser, con el Hogar, un medio para trabajar en estos flagelos. Hemos hecho un pequeño plan ambulatorio y llegamos a tener 35 personas en un salón, de distintos barrios y con diferentes problemáticas. Son vidas muy tristes, pero que quieren salir de las adicciones. Tengo la oportunidad de vivir en el centro de Crespo y a unos metros hay lugares bailables y los sábados a la noche, me da mucha tristeza, porque los pibes entran bien, pero ¡¡¡cómo salen!!!, y veo lo que se hace afuera… Me da pena que no haya nadie que pueda controlarlo, porque entre las 5.00 y 7.00 de la mañana es imposible dormir. Esta semana, Gonzalo encontró envoltorios de cocaína en mi vereda… Hemos tenido la oportunidad de tener personas arrepentidas, que han estado en cosas más grosas, en robos y en lo que la jerga le llaman, “bajar la droga”, que es entrarla a la ciudad. Después, la comercialización corre por cuenta de los menudeos…

- ¿Cómo pueden los padres detectarlo?

- (Cornejo) Uno de los problemas está en la relación con los hijos, por eso apuntamos a un hogar con valores. Días pasados leía un mensaje en Facebook que decía: “Papá, cómo me gustaría ser tu teléfono, para que me tengas pegado, para que me lleves en tu mano, para que hables conmigo y cuando esté por caer, que me tengas en tus manos y me cuides”. Eso se ha perdido. Hoy el vínculo del padre de hablar con su hijo pasa por un mensaje de voz, por un teléfono, porque el tiempo, el mundo y el sistema, nos llevan a andar mucho más rápido. En realidad, es sencillo detectar un chico con problemas de adicciones si uno tiene un hogar formado, donde está la familia y la comunicación existe y donde hay un vínculo real, porque el chico lo primero que hace es aislarse de sus amistades, de su familia…

- ¿Cómo afecta la marihuana…?

- (Cornejo) Generalmente, el que fuma marihuana empezó consumiendo cigarrillos, pero la marihuana es 5 veces más nociva. Creen que es natural y que no les hace nada, pero las consecuencias son terribles, porque se pierde la comunicación, se empieza a tener el síntoma de la rebeldía… Es un estimulante que produce en el hombre una hormona que genera esa estimulación de que queremos disfrutar todo el día, que dura un momento y la destrucción es terrible…

- (Usinger) Es una sustancia que también va generando un retraso intelectual y madurativo, les va (a los adictos) “quemando” la cabeza de a poco, porque no pueden desarrollarse bien ni pensar bien. Es querer vivir el momento y nada más…

- (Cornejo) Una vez que una persona se inicia en el camino de las drogas, con lo único que se junta, es con personas que están en la misma situación. Yo vengo de una provincia  (S. Fe), donde el flagelo de la droga es muy grave, con una gran cantidad de kioscos de narcotraficantes…

- Siempre se relaciona a las drogas con la delincuencia…

- (Cornejo) Muchos han robado… No ha sido mi caso. Yo trabajaba en una empresa multinacional, en Santo Tomé y a la vez en un taller de chapa y pintura. Mi señora tenía su trabajo, ella ni siquiera toma una gota de alcohol y soportó 14 años lo que la droga hizo en nuestras vidas. Nosotros teníamos el deseo de abrir un hogar de recuperación, pero nos faltaba el lugar físico y el dinero, porque no teníamos nada. Sí llevaba a chicos a mi casa, comían conmigo, pero no tenían el lugar de contención para el fin de semana…

- ¿Tienen algún sostén del gobierno?

- (Usinger) No, lo mantenemos con el apoyo de la Iglesia, con donaciones y las mismas familias van aportando cosas para llevarlo adelante y empezamos a cobrar algo muy mínimo como para ayudar con los alimentos, pero tampoco es un impedimento. En otros lugares están las llamadas granjas (de recuperación). Nosotros apuntamos a un hogar, porque hay una familia que quiere mostrar el rol del padre y madre, de tener hábitos de vida. A Gonzalo, los chicos lo quieren como un padre…

- (Cornejo) La primera entrevista es con el enfermo, porque no son un paquete… Hubo padres que han venido a dejarlos como una cosa y a pagar lo que sea, con tal de que nos hagamos cargo de él y no los hemos aceptado… No es una casa cuna con niños para reeducar. Sabemos que es un problema muy grave para personas que han tenido una vida correcta. Que tienen su trabajo, sus familias y les cae la policía a allanarles sus casas por el hijo. ¿Entonces cuál es la solución? “Saquen el hijo”. Nos dicen “tenelo vos, que te moleste a vos” y nosotros no trabajamos de esa manera. La contención familiar es fundamental, el hecho de cómo lo van a tratar posteriormente. Recuerdo en Santo Tomé, había una familia con 5 chicos adictos, de 16 a 28 años. El padre me los llevó para trabajar en el taller, él también tenía un taller y le robaban la batería y las ruedas de los autos de los clientes, le hacían un desastre y le dije que me los traiga, que quería hablar con ellos. Fueron 4 días intensos y ellos cambiaron. Pero cuando volvieron a la casa, el padre hizo un asado con 2 cajones de porrones y volvieron a caer. Muchas veces los padres no ven la gravedad del problema. Si querés que tu hijo se cure, hay que estar dispuesto a pagar el precio para que se sane, hasta que esté fortalecido y pueda caminar por sí solo. Es como un nuevo nacimiento…

- ¿Les han pedido ayuda por personas adictas a los juegos de azar, al alcohol…?

- (Cornejo) El de los juegos, es una adicción que produce destrucción… En cuanto a adictos al alcohol, hemos tenido, como a la marihuana, cocaína, pastillas, somníferos que se usan con el alcohol y al LCD, que se usa en las fiestas electrónicas. Es una droga que se utiliza en el puño de las remeras y aspiran continuamente. Pasan horas bailando y tomando agua, muy parecido al éxtasis…

- ¿Faltan leyes más firmes?

- (Cornejo) No creo que falten leyes, sino personas que las hagan cumplir. Hace un año que estoy en Crespo y conozco casi todos los puntos donde se venden drogas y sigo pasando y están en el mismo lugar. Como hogar me corresponde sacar al chico de donde está, darle un nuevo medio de vida y las herramientas para que enfrente la vida cuando salga. Y hay otras herramientas que están provistas por el Estado para proteger al ciudadano, para que en tu casa te acuestes el sábado y puedas descansar y no que te tengas que levantar a las 5.00 de la mañana, porque te rompen un vidrio, porque se agarran a piñas frente a tu casa o porque se están drogando en la vereda…

- Una reflexión final…

- (Usinger) Queremos dejar un mensaje de esperanza, de que una persona que sufre de las adicciones, puede tener un cambio. Dios puede intervenir en algo que se rompió. Estamos en un buen camino y podemos ser de ayuda y de bendición para otras familias. Serán bienvenido aquellos que quieran sumarse y para los que tengan necesidades, estamos abiertos y disponemos de muchas herramientas para poder ayudarlos…