Cómo deben viajar menores de 12 años para evitar graves consecuencias en accidentes

Publicado el 23 de octubre de 2016 por

menores-autosLas lesiones causadas por el tránsito son la octava causa mundial de muertes en la población y la primera entre los jóvenes de 15 a 29 años. En Entre Ríos, en 2015 hubo 2.902 siniestros viales, de los cuales 2.615 se produjeron en zonas urbanas y 287 fueron en ruta, según los registros del Observatorio de Seguridad Vial de la provincia. En este marco, el gobierno viene intensificando las acciones de prevención para disminuir los accidentes y por ende, la cantidad de lesionados y fallecidos. Cabe recordar que desde 1995, Entre Ríos se encuentra adherida a la Ley Nacional de Tránsito (Nº 24.449), por lo que hay un marco legal que todos los ciudadanos deben cumplir. 

Dentro de un vehículo en movimiento, los niños son “pasajeros vulnerables” y su correcto traslado es responsabilidad de los adultos a cargo. El responsable del Programa Provincial de Salud Vial, dependiente de la cartera sanitaria, Ezequiel Ortiz, dijo que “las medidas de seguridad propias de los automotores, no han sido diseñadas para proteger a los chicos durante su traslado. Es por ello que a partir de los años `80, con la finalidad de prevenir lesiones, comenzaron a fabricarse butacas infantiles, teniendo en cuenta la anatomía, el crecimiento y el comportamiento infantil”. 

Los Sistemas de Retención Infantil (SRI) son obligatorios desde que el niño es transportado, ya que reducen las defunciones de lactantes en un 71% y las de niños pequeños, en un 54%. Por otro lado, protegen de lesiones en general en un 82% en comparación con el uso sólo del cinturón.  

Los bebés menores de 18 meses, con un peso de hasta 13 kilos, deben utilizar la silla cuna o también llamada “huevito”; hasta los 4 años y con un peso de 9 a 18 kg, la silla infantil; de 4 a 6, con un peso de entre 15 y 25 kg, deben ir sentados en un elevador con respaldo; en tanto que los niños de 6 a 12 años, de entre 22 y 36 kg, tienen que sentarse en un elevador o buster. De todos modos, “es necesario realizar una consulta al pediatra de cabecera para que el profesional evalúe las condiciones físicas del menor, para determinar el sistema de retención adecuado” informó el funcionario. 

Asimismo, las recomendaciones que brindan desde el Observatorio de Seguridad Vial de Entre Ríos, la Agencia Nacional de Seguridad Vial y la Sociedad Argentina de Pediatría Río Paraná, son coincidentes en cuanto a que los niños menores de 12 años no pueden ser transportados en moto-vehículos, “porque la constitución biológica del niño/adolescente no está totalmente desarrollada y a su vez, el peso promedio y su altura no logran la estabilidad necesaria para ir como acompañante”.