Opiniones de Raymundo Kisser y José Cáceres sobre el voto electrónico

0
1

votoTras el lanzamiento del Foro de la Reforma Electoral, una iniciativa del Ministerio de Gobierno y Justicia de Entre Ríos para analizar y debatir la modificación del actual régimen provincial, que se extenderá hasta fines de septiembre, hubo diferentes opiniones al respecto, principalmente las referidas a la implementación del voto electrónico en la contienda electoral.

Al respecto, el senador provincial, Raymundo Kisser (Paraná-Cambiemos), dijo que está de acuerdo con que se inicie el debate por la reforma del sistema electoral en la provincia, como también en la Nación, pero anticipó que no se puede hablar de una reforma electoral, si no se discute primero, sobre el financiamiento de los partidos políticos.

En ese sentido, el legislador opinó que “la discusión sobre la reforma debe pasar en primer lugar, en cómo se financian los partidos políticos. No podemos hacer una reforma electoral para saber cómo vamos a votar, si no vemos o discutimos cómo deben funcionar los partidos políticos en cuanto a su financiamiento. La transparencia de los partidos, es fundamental en el proceso de la reforma, como primer paso. Lo que debemos establecer en este debate es que los partidos políticos no pueden, bajo ningún concepto, recibir dinero de empresas o particulares para financiarse y eso no está claro”, enfatizó Kisser.

Para el senador por el departamento Paraná, “no puede haber una democracia fuerte o un sistema electoral fuerte, si no tenemos partidos políticos fuertes, transparentes y el financiamiento es clave. No podemos dejar puertas abiertas para que empresas, particulares o el narcotráfico se metan en la vida interna de los partidos políticos”, acotó.

En cuanto al nuevo sistema electoral, Kisser, anticipó su oposición, remarcando que “están todos entusiasmados con el voto electrónico y la verdad, como se está planteando, no lo voy a apoyar. No confío en este sistema; mi desconfianza no es con la máquina, sino de quien la pueda operar”, dijo el legislador agregando que “estoy de acuerdo con la boleta única, pero no voy a adherir a que el resultado electoral quede en manos de una máquina. Quiero que el resultado electoral, me lo dé la mesa donde voté, aunque demore más. Que el resultado salga de la mesa, traerá tranquilidad de que nadie puedo manipular el resultado, desde un sistema informático. Estoy de acuerdo, con que cada elector tenga que poner su dedo para ir a votar, para que lo identifiquen o que haya una boleta única, pero no podemos dejar que el escrutinio lo dé una máquina. Los votos deben seguir contándose en la mesa donde cada uno sufragó”, reiteró.

Al fundamentar su postura, Kisser, recordó que “Alemania dejó de usar el voto electrónico, porque no les resultaba confiable; aemás, el voto debe seguir siendo secreto, con una máquina esto no va a pasar”.

Cáceres: “El voto electrónico no está exento de denuncias por fraude, tal como lo está el sistema actual”

También fueron fundamentadas las posiciones del ex vicegobernador José Cáceres, sobre el voto electrónico, en un comunicado enviado a El Observador, donde destacó el lanzamiento del Foro Provincial de la Reforma Electoral, el que consideró que será un espacio en donde el aporte de ideas de toda la comunidad, dé como resultado la mejor legislación posible.

“Ahora bien, reflexionando en clave política, cabe decir que el tema de la Reforma Electoral está instalado en el centro de la agenda y esto se debe en gran parte al impulso que le da el gobierno nacional con la complicidad de los grandes medios, particularmente de los gráficos, que en cada elección cuestionan ‘la lentitud’ del recuento, porque al parecer no pueden ser categóricos en sus primeras planas. Así, el eje de la Reforma es la implementación del voto electrónico en todo el país.

Es evidente que comparto la idea en general de mejorar el sistema electoral, pero ante las iniciativas actuales cabe preguntarse si es tan bueno el voto electrónico como dicen y si soluciona todos los problemas del sistema político.

Ante la primera pregunta, Cáceres mencionó que “el gobierno nacional parece confiar ciegamente en que la implementación del voto electrónico solucionará por sí solo todos los problemas que existen en el sistema político. Es la vedette, la figura excluyente, de la reforma que propone Macri. Detrás del voto electrónico está la idea de la ‘modernización’ de la política, el dejar atrás ‘la vieja política’ y los distintos eslóganes tan frecuentemente usados por el PRO en sus campañas electorales.

El sistema implementado en Salta, que luego se implementó en CABA y ahora se quiere nacionalizar, otorga un comprobante de papel para el votante, siendo la urna electrónica una impresora de la voluntad electoral, pudiendo el votante revisar su voto antes de meterlo a la urna y hasta ahí todo bien. Pero lo real es que el recuento de voto y la transmisión definitiva de la voluntad electoral de la urna electrónica al centro de cómputos, son efectuadas por la urna electrónica. Si bien es cierto que existe un consenso general acerca de que el sistema de lista sábana debe ser cambiado, también es cierto que el voto electrónico recibe críticas a nivel mundial. El caso más resonante de rechazo al voto electrónico fue la sentencia del Tribunal Constitucional Federal Alemán de 2009 que manifestó que la utilización de urnas electrónicas en las elecciones es inconstitucional ya que contradice principios elementales de la Constitución de Alemania. El máximo tribunal alemán sostuvo que el sistema no les da garantías a los ciudadanos ya que no pueden controlar de manera confiable y sin conocimientos técnicos especiales la veracidad de los resultados electorales y la legitimidad de los procedimientos”.

Sobre la aplicación a nivel mundial, el ex vicegobernador indicó que “actualmente sólo siete países tienen boleta electrónica para votar, Bélgica, Venezuela, Brasil, Estonia, India, Filipinas y algunos distritos de Estados Unidos, lo que es muy poco. Además el voto electrónico no está exento de denuncias por fraude, tal como lo está el sistema actual. Son públicas las denuncias que hablan de la posibilidad de violar los sistemas, situación que no se soluciona con solo imprimir un comprobante. La filtración y manipulación del sistema y del resultado consecuentemente es un problema real que no tiene respuestas que despejen por completo las dudas y esto sucede en todos los países en que se aplica”.

A modo de conclusión, Cáceres expresó que “como militante político estoy convencido de que la Reforma Electoral debe poner su mirada en muchos temas. Reducir todo el debate al voto electrónico puede impedir hacer cambios que el sistema político necesita. Reitero que no descarto ningún sistema, pero debemos debatir con seriedad y profundidad del voto electrónico, mirar las experiencias en los países en donde se aplica, los cuestionamientos judiciales y las críticas que se le formulan desde la teoría política, el derecho, la informática, etc. En fin, hay mucho para debatir y eso debemos hacer desde todos los partidos políticos, universidades, organismos del Estado involucrados, ONGs entendidas en la temática y ciudadanos en general”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here