V. Elisa: La muerte de un joven enluta nuevamente al fútbol

0
4

jugadorMicael Favre, del club entrerriano San Jorge de Villa Elisa, sufrió un rodillazo durante un partido, se reincorporó tambaleante y, tras recibir una trompada, cayó al suelo y falleció.

El lamentable hecho sucedió en durante un partido entre San Jorge de Villa Elisa y Defensores de Colón, de la primera división de la Liga de Colón.

Cuando se jugaban 24 minutos del primer tiempo, el futbolista Micael Favre, de San Jorge, disputó un balón en el mediocampo frente a un rival, de apellido Quintana. Favre cayó y Quintana, de forma involuntaria, le pego un rodillazo en la cabeza.

El futbolista del equipo local pudo reincorporarse y fue a recriminarle a Quintana el golpe. Entonces, el número 8 rival se acercó corriendo al lugar y le dio un manotazo en la cara a Favre, que cayó y poco después comenzó a tener convulsiones.

Según recopila el sitio Villa Elisa Al Día, el futbolista fue atendido rápidamente en el campo de juego y luego trasladado al hospital de Villa Elisa.

“Yo creo que si fue realmente ese golpe mortal que recibió, que fue tan violento, así hubiese habido personal capacitado no hubiera podido salir de ese cuadro dramático”, consideró Isabel Garay, médica del hospital de Villa Elisa, en declaraciones a C5N.

Garay también confirmó que Favre llegó muerto al hospital.

“En ningún momento se le detectaron signos vitales al paciente cuando ingresó al hospital. Intentamos reanimarlo, pero no pudimos” remarcó la profesional.

Acerca de la reacción de Favre tras el rodillazo, la médica analizó: “Es posible que su condición de deportista le haya permitido incorporarse después del primer golpe. Pero en las imágenes se lo ve tambaleante y luego, tras un pequeño empujón, cayó y empezó a tener convulsiones”.

Micael Favre, es hijo de dos dirigentes de San Jorge. De hecho, su mamá, Estela, y su padre, Oscar -que fue también jugador y hoy es vicepresidente-, estuvieron siempre ligados a esa institución.