Rolando Kaehler habló sobre los créditos del CFI y la mínima morosidad

0
8

INTERNET KAEHLERVisitó esta semana el “Centro Periodístico de Entre Ríos”, el coordinador general en la provincia del Consejo Federal de Inversiones, Rolando Kaehler (70 años, ex intendente de Crespo, ex diputado provincial y nacional, ex ministro de Salud y Acción Social, entre otros cargos), quien dialogó con el Cont. Fernando A. Huck, director de El Observador y conductor del programa “Grandes Reportajes”, que se emite por Canal 6 ERTV los martes y jueves a partir de las 21.30, los sábados a las 20.00 y los domingos a las 12.30. El funcionario contó sobre cómo el CFI está ayudando con créditos a sectores productivos y empresariales, pero también habló del presente del justicialismo y de los primeros meses del gobierno de Mauricio Macri, conceptos que sintetizamos en las siguientes respuestas.

 

Gestión de Bordet

 – ¿Qué opina de los primeros 5 meses del gobierno de Gustavo Bordet?

– Gustavo Bordet está llevando adelante una gestión muy conciliadora y de relación con las distintas fuerzas políticas que conducen los municipios y con un trato igualitario a todas las comunas. Tengo frecuentes charlas con él, donde analizamos lo que se va realizando en el CFI, compartimos ideas, si no lo puedo encontrar lo llamo por teléfono y le consulto algunas cosas que tienen que ver con las asistencias técnicas…

– ¿Qué diferencia percibe entre esta gestión y la de Sergio Urribarri?

– Se diferencian naturalmente. Son distintos estilos, pero existe una continuidad de la gestión de Urribarri, con la participación de Mauro (su hijo) como ministro de Gobierno. Hay muchas coincidencias… A mí me gusta el estilo conciliador y no escucho demasiadas voces que estén en contra de eso…

 

Gobierno de Macri

 – ¿Qué análisis hace de los primeros meses de la gestión de Mauricio Macri y del Frente Cambiemos?

– Hay aciertos y errores. Haber salido del default ha sido positivo. Buscar transparentar las distintas áreas de gobierno es bueno. Pero a veces, se necesita una visión de mayor comprensión de la situación social y esto significa que muchas veces se tomen decisiones en las que hay que dar marcha atrás o por lo menos buscar paliativos, como los aumentos de servicios, de las tarifas… No se pensó por ejemplo en los clubes por ejemplo… Todavía no tenemos en claro cuáles van a ser los precios que vamos a recibir en las facturas de distintos servicios para poder evaluar. Algunos se están quejando y otros no dicen nada, pero tiene que haber alguna moderación, porque la mayoría de los sueldos son viejos y la mayoría de gastos son nuevos y si la inflación no se controla en poco tiempo, el gobierno no va a estar cómodo. De todos modos, quiero que le vaya excelente, porque de esta manera nos va a ir mejor a todos.

– ¿Y del gobierno de Cambiemos de Crespo…?

– Hay que darle un poco más de tiempo para ver los resultados. En principio entiendo que ha habido un interés en ordenar las cosas. Debo reconocer que nuestra agrupación ha sido invitada a participar de 2 reuniones y charlas respecto al funcionamiento del municipio, cosa que no ha ocurrido por muchos años, ni durante el gobierno justicialista. Nosotros aportamos nuestras ideas y proyectos y estamos agradecidos en ese sentido, porque antes no lo pudimos hacer y esto generaba incomodidad. Creo que el gobierno ha interpretado que debe escuchar a todos los sectores. En cuanto a la auditoría contratada (para controlar lo realizado por la gestión anterior del Ing. Ariel Robles), desde nuestra agrupación siempre pensamos que fue lo acertado, sobre todo, porque lo hace una entidad independiente y los resultados que hemos visto, más los que se vendrán, le darán la razón al nuevo gobierno, si estuvo bien o no en hacerla. Han encontrado fallas que conocíamos los crespenses. Circulaban rumores respecto a algunas cosas y se ha puesto blanco sobre negro con esta auditoría. Igualmente, me parece que faltan informaciones, más elementos y si no lo ha hecho la auditoría, con el tiempo debería informar el gobierno…

– ¿Hay muchas discrepancias internas dentro del justicialismo…?

– Me han preguntado hace bastante tiempo qué opinaba de la gestión anterior y contesté siempre que no tenía por qué opinar, porque era la gente la que tenía que hacerlo y lo hizo con el voto. Hoy tenemos que respetar eso. Nos hubiera gustado que continúe un gobierno justicialista, pero se produjo eso. Veo que se han usado, en el gobierno anterior, demasiados fondos en la campaña electoral…

 

Nueva Unidad Básica 

– ¿Cuáles son las expectativas con la nueva conducción del justicialismo crespense a cargo de Rubén Avero?

– Nuestra agrupación, a través de Alejandro Canavesio (precandidato a intendente en 2015) buscó lograr un consenso, por eso hicimos y participamos de varias reuniones. Nos invitaron a los más veteranos, a Juan C. Brambilla, Héctor Alanis, Rubén Zapata y a mi y otros compañeros, donde se hizo un esfuerzo para lograr esta lista, que finalmente se logró. Teníamos un candidato para la presidencia, que era Eduardo Haberkorn, pero en la elección interna se eligió a Rubén Avero. Vamos a seguir apoyando la unidad y naturalmente dependerá de la nueva conducción, lograr la atención de los compañeros y convencer a otros sectores de la ciudad que se sumen. Hicimos una especie de renunciamiento de integrar la Básica con “Tito” (Alanis), “Cachi” (Brambilla) y algún otro; también Alejandro Canavessio y José Fredes por haber sido precandidatos y surgió esto… Ojalá les vaya muy bien y actúen de acuerdo a los tiempos que corren, que significa que hoy una fuerza política por sí sola no llega al gobierno ni está en condiciones de gobernar y esto se ha visto en las últimas elecciones, no solamente en Crespo, sino en muchas localidades de la provincia.

– En el justicialismo llegó a haber 5 precandidatos a la intendencia ¿Está hoy muy atomizado el peronismo en Crespo?

– En esa oportunidad estuvo muy atomizado. Actualmente hay intenciones de que haya un consenso, que se logra trabajando, no antes de presentar las listas, sino desde ahora…

 

CFI ER líder en créditos

 

Kaehler explicó que durante la gestión anterior, “en préstamos, alcanzamos los $ 440.000.000, de los cuales $ 150.000.000 se dieron en 2015. Tenemos dos segmentos, unos que llegan hasta $ 100.000, a sola firma y al 50% de la tasa de otros créditos (9,25%). Los superiores a $ 100.000 y no mayores a $ 1.550.000, son con garantía, a 5 años de plazo, más uno de gracia. Todos son para economías formales, los beneficiarios necesitan tener en orden sus cuestiones impositivas y estar inscriptos”.

– ¿Cuáles son las expectativas para este año?

– No tenemos estimado el monto que se entregará. Paralelamente a los previstos por la emergencia (por las inundaciones), que son muchos créditos chicos, están presentándose otros de mayor volumen. Hay un indicador claro en la provincia que merece ser destacado: hace 2 meses, estábamos con una morosidad del 0,75% y actualmente es del 0,20%, que comparado con el resto del país, es nada. Hay provincias que están por encima del 10%, por lo que somos muy optimistas de que vamos a superar el monto del año pasado, a pesar de que reconocemos las dificultades económicas que existen…

– A aquellos que ya han cumplido con los créditos, ¿se les abre la posibilidad de tener nueva financiación?

– Cuando pagó el 70% del crédito, le sugerimos ya empezar a hacer los trámites con vistas a un nuevo crédito y la mayoría los obtiene. Les han servido para mejorar su producción, su rentabilidad… Además de créditos normales y de emergencia, trabajamos con las asistencias técnicas. Desde el CFI financiamos a técnicos y profesionales y consultoras para que hagan proyectos en distintas localidades. En la actualidad se está haciendo un trabajo para un plan de renovación de la red de cloacas de Victoria. Por otra parte, estamos iniciando el estudio del “borde costero” de La Paz y la sustentabilidad de las barrancas, que es un problema muy importante. También estamos avanzados con el estudio del proyecto del Parque Industrial de Lucas González y posteriormente lo haremos con el de San Salvador y General Campos…

– Hasta el año pasado, Entre Ríos lideraba la cantidad de créditos otorgados. ¿Sigue primero en el ranking?

– Seguimos liderando. Tenemos alrededor del 28% del total del país, superando a provincias como Buenos Aires, Santa Fe o Córdoba. Estoy a cargo de un muy buen equipo. Uno trata de conducirlo y de alguna manera aprovechar la experiencia que hemos logrado en estos años en la función pública.

– ¿En qué consisten esas ayudas para establecimientos en emergencia?

– A todos los que certifiquen la emergencia en el marco de los decretos que ha emitido la Provincia, que son tres, el CFI les otorga un crédito de hasta $ 100.000 a tasa 0, a devolver en 4 años. Y aquellos que tienen créditos con anterioridad y están en emergencia, el CFI les refinancia por el año de la emergencia, más un trimestre a tasa 0 también.