María Grande: Nadie les podrá borrar esta experiencia

0
3

Seis deportistas de esta ciudad vivieron una experiencia inolvidable al participar del Raid Columbia en las provincias de Salta y Jujuy. Daniel De los Santos, Liliana Sacks, Mariano Fáes, Pedro Ronchi, Exequiel Moine y Ayelén Sian, conformaron el grupo que se animó al desafío,  efectuado el 6, 7 y 8 de mayo.

MARIA GRANDE 1514 RAID COLUMBIA 1La prueba se trata de una carrera de aventura de 62km dividida en tres días o etapas por senderos características de esa región. La primera fue “Tren de las Nubes”, donde los participantes partieron desde la estación Chorrillos a 2.121 metros sobre el nivel del mar, y llegaron hasta Campo Quijano (28km). Parte de este recorrido fue sobre las vías y túneles del reconocido atractivo ferroviario. En la segunda etapa, transitaron desde Tumbaya hasta Purmamarca. Tuvieron 22 kilómetros de ascenso en un camino inmerso en el Cerro de Siete Colores llegando a una altura de 2.820 metros sobre el nivel del mar.

En el último día, hicieron 12km a 4.000 metros sobre el nivel del mar en Salinas Grandes. Los atletas recorrieron uno de los desiertos de sal más imponentes del mundo. “Fue el día más complicado por el apunamiento que se siente y porque venís con el desgaste de los días anteriores. La falta de aire es un factor determinante, prácticamente no podés correr porque te sentís ahogado”, explicó Ayelén Sian a El Observador. Pero al margen del cansancio, dijo: “Es una experiencia única, llegamos todos por suerte, nos sentimos felices y lo recomiendo. Aquel que tenga la posibilidad de hacerlo, no lo dude. Te empapás en lo que realmente es el noroeste argentino”.

Acudieron a la cita 2.100 atletas provenientes de diversas partes del país, como así también de Bolivia, Francia, Japón, Estados Unidos y Uruguay por solo citar algunas naciones. “Es una competencia que te hace renovar el espíritu, el alma y te hace sentir que verdaderamente estamos vivos”, acotó Ayelén. “Es para destacar también que cuando llegabas a cada meta, la gente te esperaba con aplausos, bombos y con la música característica del lugar, fue algo increíble. Mucha calidez en las personas que te recibían. Las imágenes que tenemos no las vamos a olvidar nunca”, completó.