Apicultores entrerrianos necesitan ayuda: “La situación del sector es muy crítica”

0
0

apiculturaMás de 4.000 productores se dedican a la apicultura en Entre Ríos y la mayoría atraviesa una situación difícil, por cuestiones climáticas y por el escaso valor que se les paga por la miel. Se trata de una actividad estacional, que actualmente se encuentra en una situación vulnerable, ya que su época de producción y cosecha coincidió con el fenómeno de “El Niño”, que dejó graves secuelas. Además, ya se habían visto afectados en diciembre con las intensas lluvias e inundaciones, que en poco tiempo arrasaron sus colmenas.

El dirigente y apicultor crespense Oscar Pretz, visitó el “Centro Periodístico de Entre Ríos”, donde en diálogo con Canal 6 ERTV dijo que “la situación es muy crítica, por lo que los productores están muy complicados. En esta zona, en general hemos tenido un buen promedio de cosecha, pero los precios han caído bruscamente. Nos están pagando entre $ 14 y $ 15 el kilo de miel y si a eso le descontamos el costo del tambor vacío, que lo perdemos, estamos hablando de $ 12. Con esos valores, es imposible trabajar, no hay números que cierren, más allá de que uno trata de abaratar gastos por todos lados. En abril, se sumó el problema de las lluvias, que hizo que muchos no pudieran entrar a sus campos. Lo lamentable es que no hay perspectivas de mejoras, he hablado con intermediarios y algún exportador y nos dicen que tienen mucha miel en stock, que no están comprando nada y si lo hacen, es a precios muy bajos. Están jugando también con la necesidad de cada productor, hay gente que puede aguantar la miel y otra que no tiene opción, porque necesita la plata”.

Sobre el elevado costo que el producto tiene en las góndolas, Pretz sostuvo que “pasa lo mismo que con la leche, porque mientras como apicultores cobramos $ 12, los consumidores lo pagan $ 60 ó $ 70, es decir, alguien se queda con la porción más grande. En diciembre del año pasado nos llegaron a pagar $ 28 y hasta $ 30 y en 5 meses cayó a $ 15 y a eso hay que sumarle la inflación y el aumento de los combustibles”.

“Días pasados tuvimos una reunión con autoridades provinciales y al escucharlos, uno termina de arreglársela solo y como puede. Faltaría que desde el Estado, se vea la realidad del productor, lo que cuesta y el sacrificio que es mantener la actividad. No pedimos que se nos regale nada, simplemente que podamos tener reglas claras, poder invertir y si nos darían una mano, quizás seguiríamos invirtiendo en algo que es muy beneficioso para la naturaleza, porque la abeja es importante en el ecosistema. Sacando la agricultura, todas las actividades primarias están mal. Siempre nos insisten con el tema de que tenemos que asociarnos, que trabajemos en conjunto, sobre lo que estoy de acuerdo, pero nosotros tenemos un carnet, una patente y si ellos estarían interesados en ayudarnos, saben perfectamente como contactarnos, ya que tienen todos nuestros datos. Hoy, es casi imposible acceder a créditos, porque cuando uno va al banco a pedirlo, nos preguntan, ‘¿qué tenés?’ (de garantía) y les decimos colmenas. Nos quedan mirando y no lo autorizan. En ese sentido, el gobierno es donde podría interceder, para acercar líneas de financiamiento o achicando el valor de los tambores, que están entre $ 650 y $ 700, que es un costo que tenemos y que lo perdemos. Si nos subsidiarían una parte, sería una gran ayuda. Como necesitamos azúcar para alimentar las colmenas en invierno, ver de qué manera se nos puede subsidiar ese producto. Deberían involucrarse más en esas cuestiones y darles importancia, porque ese apicultor que está dejando la actividad, no sabemos qué va a terminar haciendo. Y el grande, la verdad no entiendo cómo sigue, porque es imposible, si tenemos en cuenta todos los gastos dichos, más  el de los empleados”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here