Docente, cansado de que no le presten atención, le arrojó un borrador a un alumno

0
2

escuelaLa directora departamental Paraná de Educación, Stella Maris Salas, confirmó que un profesor suplente de música arrojó un borrador contra un alumno de primer año de la Escuela Centenario de la capital entrerriana, supuestamente porque el chico no le prestaba atención. El elemento dio contra la pared, rebotó y cayó a los pies del alumno, de 12 años, que en un primer momento pensó que se lo había arrojado uno de sus compañeros. Fue el propio docente el que se encargó de informarle que lo había tirado él mismo y le advirtió: “La próxima vez te la emboco”.

 

El profesor es recién recibido y según apuntó la Directora Departamental, al ser interrogado por las autoridades de la escuela “manifestó que hizo una broma” y que “no le pegó ni al chico ni a nadie”.

 

Los directivos de la institución también convocaron a los padres del alumno e intentaron zanjar la situación con un pedido de disculpas de parte del docente. Esto fue rechazado por los padres, quienes solicitaron que se aplique la reglamentación vigente para evitar este tipo de agresiones.

 

Salas comentó que “la escuela ya hizo todas las actuaciones correspondientes”. Señaló que el hecho y los descargos del profesor y de los padres del alumno, fueron volcados en un acta que luego fue elevada al Supervisor y que éste ya derivó al Consejo General de Educación (CGE).

 

Según explicó la funcionaria, el expediente ahora pasará al área de Asuntos Legales del CGE y luego irá al Tribunal de Disciplina del organismo. Respecto al tiempo que demorará arribar a una resolución, Salas remarcó: “Eso demora. Uno siempre trata de que sea urgente, que salga en 15 ó 20 días como máximo, pero en realidad lleva bastante tiempo” dijo en declaraciones a la agencia APF.

 

Fuentes del CGE explicaron que la resolución incluso podría demorarse un año o dos. Los pasos incluyen la apertura de un sumario, que será examinado por Asuntos Legales primero y luego por el Tribunal de Disciplina, que será el encargado de hacer un dictamen. Las posibles sanciones van desde una amonestación, que es un llamado de atención mínimo, hasta la exoneración, que es una expulsión por algo gravísimo. “Hay muchas sanciones posibles para quienes cometen una irregularidad, siempre y cuando se compruebe esa irregularidad”, remarcaron.

 

 

Una semana antes el mismo profesor había protagonizado otra situación de violencia, cuando asió bruscamente de la remera a otro de sus alumnos. Si bien Salas reconoció la gravedad de estos hechos, informó que “hasta tanto no se expida el Consejo de Educación, el profesor continuará en su cargo, al frente del aula”. Sin embargo, desde el CGE se explicó a APFDigital que “cuando se dan situaciones de posible violencia o abuso –de autoridad o sexual– a los docentes se los suele separar de su cargo, sin aplicarles una suspensión y sin dejar de pagarle el sueldo”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here